Nueva Zelanda aprueba la vacuna AstraZeneca a partir…
Se declara el estado de emergencia institucional en …
Estado de excepción en Guayaquil y El Oro se extiend…
Pedro Castillo anuncia servicio militar para jóvenes…
Uruguay administrará una dosis de Pfizer a los ya in…
Alcalde de Latacunga pidió al Gobierno construir nue…
El Gobierno de Guillermo Lasso considera clave a la …
Compromiso Social quiere ‘desterrar’ a tres concejal…

Norcorea furiosa con una peluquería de Londres

La familia del tio de Kim Jong-un fue ejecutado por ser considerado

La familia del tio de Kim Jong-un fue ejecutado por ser considerado "una escoria" que atentó contra el "espíritu revolucionario". Foto: AFP

La idea de un peluquero de Londres de usar una foto del peinado del líder de Corea del Norte, Kim Jong-Un, para atraer clientes resultó ofensiva para la embajada norcoreana, cuyos funcionarios acudieron al salón para exigir su retirada.

El afiche utilizado por la peluquería ‘M&M Hair Academy‘, de South Ealing, mostraba una instantánea con el curioso peinado de Jong-un, acompañada por el mensaje: “¿Mal peinado? 15 % de descuento en cortes de pelo para hombres durante todo el mes de abril”.

El dueño de la peluquería, Mo Nabbach, colgó el aviso el pasado 9 de abril, pero al día siguiente unos funcionarios de la legación diplomática norcoreana -que está próxima a ese establecimiento del sur de Londres- se presentaron en el lugar y exigieron hablar con el encargado para que fuera retirado, informa hoy 16 de abril la prensa británica.

“Colgamos el afiche con una oferta de cortes de pelo para hombres correspondiente al mes de abril (…) no nos dimos cuenta que la embajada de Corea del Norte está a diez minutos andando del salón. Al día siguiente funcionarios de Corea del Norte pasaron y pidieron hablar con el gerente”, declaró el peluquero Karim Nabbach.

Según afirmó Karim Nabbach, el dueño les dijo a los funcionarios que este país “no es Corea del Norte, es Inglaterra, vivimos en democracia, así que me temo que tendrán que salir de mi peluquería”.

Poco después, el dueño denunció el caso a la Policía y el caso no pasó a mayores.
“Desde entonces no hemos tenido ningún problema, en todo caso el aviso se ha convertido en atracción turística”, dijo Karim Nabbach.

“La gente entra y nos felicita”, agregó Nabbach, que admitió su alegría porque la actividad en su salón ha aumentado desde entonces. No obstante, “nadie pide hacerse un ‘Un'”, dijo.