Pfizer y Moderna suben el precio de sus vacunas anticovid
Condenan a 7 militares por violar a una niña de 12 a…
Portoviejo busca reactivar el comercio a través de sorteos
Centros de vacunación de Guayaquil registraron masiv…
Desde las 07:30 se comenzó a vacunar contra el covid…
El número de visitantes tuvo un repunte en la cascad…
Una mujer es asesinada en pleno malecón manabita de …
La semana que inicia se oficializará la eliminación …

Principal rival de Netanyahu en elecciones israelíes quiere ‘separación’ con palestinos

El primer ministro saliente ha agitado públicamente el espectro de la creación de un Estado palestino si Azul-Blanco llega al poder, calificando a Benny Gantz en su campaña como de “izquierda débil”.

El primer ministro saliente ha agitado públicamente el espectro de la creación de un Estado palestino si Azul-Blanco llega al poder, calificando a Benny Gantz en su campaña como de “izquierda débil”.

El primer ministro saliente ha agitado públicamente el espectro de la creación de un Estado palestino si Azul-Blanco llega al poder, calificando a Benny Gantz (en la foto) en su campaña como de “izquierda débil”. Foto: AFP

La principal lista rival del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en las elecciones legislativas afirman su voluntad de “separarse” de los palestinos, sin mencionar cómo realizarlo, en su programa publicado este miércoles 6 de marzo de 2019. 

“Debemos avanzar en el proceso de separación de los palestinos, en tanto protegemos sin concesiones los intereses de seguridad del Estado de Israel”, dice la lista Azul-Blanco liderada por el exjefe del estado mayor, general Benny Gantz en este documento de 45 páginas.

El programa no brinda ningún detalle sobre las modalidades para una “separación” y tampoco menciona la llamada solución de dos Estados, fórmula de referencia para la comunidad internacional, según la cual un futuro Estado palestino coexistiría en paz con Israel.

La lista de Azul-blanco, considerada como de centro-derecha, obtendría más diputados en las legislativas del 9 de abril que el gobernante Likud (derecha conservadora) según sondeos. Pero igualmente tendría grandes dificultades para formar un gobierno de coalición.

El primer ministro saliente ha agitado públicamente el espectro de la creación de un Estado palestino si Azul-Blanco llega al poder, calificando a Benny Gantz en su campaña como de “izquierda débil”.

Acerca del plan estadounidense para un acuerdo israelo-palestino -que será anunciado luego de las elecciones- Azul-Blanco pone como condición para aceptarlo que toda Jerusalén sea la capital de Israel, algo ‘a priori’ inaceptable para los palestinos, que reivindican a Jerusalén Este como la capital del Estado al que aspiran.

Otra condición de Azul-Blanco, también difícil de aceptar por parte de los palestinos, es que el Valle del Jordán, incluida la parte de Cisjordania, territorio palestino ocupado por Israel, sea “la frontera de seguridad oriental de Israel”.

Sobre las colonias ilegales en Cisjordania el programa afirma que las conservará. “Israel debe asegurar una mayoría judía en Israel (…) conservando los bloques de asentamientos, y garantizando una vida normal en todos aquellos lugares donde viven israelíes”.