Gobierno llega a reunión con la Conaie en la Basílica
Guillermo Lasso sobre precio de combustibles: 10 cen…
Mesas técnicas del Ministerio de Salud trabajan en …
Agricultura fija nuevo precio de la caña de azúcar
Rusia ataca un centro comercial en el centro de Ucrania
En Pastaza, los manifestantes se toman tres puentes …
Volcamiento y choque de furgoneta deja 11 heridos en…
Protestas por desabastecimiento de alimentos y gas en Cuenca

Tres niños muertos en un ataque aéreo lanzado por Hafter en el sur de Trípoli

La ciudad de Trípoli, capital de Libia, es escenario de enfrentamientos desde que el pasado 4 de abril del 2019  Hafter lanzara una ofensiva. Foto: AFP

La ciudad de Trípoli, capital de Libia, es escenario de enfrentamientos desde que el pasado 4 de abril del 2019 Hafter lanzara una ofensiva. Foto: AFP

La ciudad de Trípoli, capital de Libia, es escenario de enfrentamientos desde que el pasado 4 de abril del 2019 Jalifa Hafter lanzara una ofensiva. Foto: AFP

Al menos tres niños perdieron la vida, mientras que sus padres resultaron heridos como consecuencia de un ataque aéreo lanzado esta madrugada por la aviación del mariscal libio Jalifa Hafter en el sur de la capital del país, Trípoli, informó una fuente de seguridad.

Según la fuente, las Fuerzas Aéreas bajo el mando del mariscal lanzaron este martes en torno de las 04:00 hora local varios cohetes de tipo Haun que impactaron en el barrio de Salah Eddín, en el sur de Trípoli.

Un ataque similar tuvo lugar la semana pasada, cuando al menos tres niñas perdieron la vida y otros ocho miembros de la misma familia resultaron heridos en un bombardeo aéreo lanzado por la aviación del hombre fuerte de Libia contra la capital del país.

Amnistía Internacional advirtió hoy, 22 de octubre del 2019, de que existen indicios de que tanto las milicias del Gobierno sostenido por la ONU (GNA) en Trípoli como las fuerzas del mariscal Hafter habrían perpetrado crímenes de guerra en la batalla que libran por el control de la capital.

Trípoli es escenario de enfrentamientos desde que el pasado 4 de abril Hafter, cuyas tropas controlan la mayor parte de Libia y todos los yacimientos petroleros, lanzara una ofensiva para tratar de conquistar la capital, pese a la presencia en la ciudad del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, en un claro mensaje a la comunidad internacional.

Desde entonces, han muerto más de un millar de personas -entre milicianos y civiles-, más de 10 000 han resultado heridas y en torno a 130 000 se han visto obligadas a abandonar sus hogares y convertirse en refugiados internos.