Crédito informal se oferta también por redes sociales
La Asamblea determina incumplimiento del Plan de Gob…
Facturación electrónica: Lo que debe saber para el c…
La ventaja de Lula no le garantiza la victoria en la…
Un ‘costurero’ afgano vive su sueño en París
Especialistas dicen que la pandemia de covid-19 no h…
Con ají y una soga castigaron a un supuesto autor de…
Sequía reduce al mayor lago de agua dulce de China a…

Explosiones en mercado en Afganistán dejan 23 civiles muertos

Estos últimos años, el distrito de Sangin es objeto de enfrentamientos entre las fuerzas afganas y de la coalición con los talibanes para hacerse con su control.

Estos últimos años, el distrito de Sangin es objeto de enfrentamientos entre las fuerzas afganas y de la coalición con los talibanes para hacerse con su control.

Estos últimos años, el distrito de Sangin es objeto de enfrentamientos entre las fuerzas afganas y de la coalición con los talibanes para hacerse con su control. Foto: Captura Twitter

Al menos 23 civiles murieron el lunes 29 de junio de 2020 en varias explosiones en un mercado del sur de Afganistán, informaron las autoridades, que atribuyen el atentado a los talibanes.

“Esta mañana a las 09:30, los talibanes provocaron dos explosiones en el mercado del distrito de Sangin de la provincia de Helmand. Lamentablemente, 23 civiles murieron y 15 resultaron heridos”, indicó en un comunicado el ejército.

Las autoridades de Helmand, en otro comunicado, confirmaron el balance, pero mencionaron otra metodología de ataque, al enumerar cuatro proyectiles de obús lanzados contra un bazar y luego la explosión de un coche bomba.

Interrogado por la AFP, un portavoz de los insurgentes, Qari Yusuf Ahmadi, acusó a las autoridades y a sus “mercenarios” de estar detrás de estas explosiones.

El presidente afgano, Ashraf Ghani, expresó su “profundo lamento” por este ataque, que mató “en su mayoría, a niños y jóvenes”, y pidió a los talibanes que pongan fin a la violencia.

Estos últimos años, el distrito de Sangin es objeto de enfrentamientos entre las fuerzas afganas y de la coalición con los talibanes para hacerse con su control. Helmand, una extensa provincia del sur afgano rica en cultivos de adormidera, está en manos de los insurgentes.

La violencia ha disminuido en Afganistán desde que los talibanes anunciaron un alto el fuego de tres días a finales de mayo, con motivo del final del Ramadán. Pero las autoridades afganas afirman que los ataques de los insurgentes se han reanudados en estas últimas semanas, sobre todo contra las fuerzas afganas.