El Gobierno de Guillermo Lasso considera clave a la …
Compromiso Social quiere ‘desterrar’ a tres concejal…
Veeduría del Metro, preocupada por la falta de decis…
Santiago Guarderas pide a Quito Honesto evaluar las …
Ecuador solicitó prórroga hasta el 9 de agosto del 2…
Pamela Troya, activista Lgbtiq, habla de Twitter, su…
En Manabí, los COE cantonales están activos tras los…
Tener más de 120 personas muertas en dos motines car…

Manifestantes derriban estatua de Cristóbal Colón en la ciudad colombiana de Barranquilla

El grupo que derribó el monumento en Barranquilla le puso , una soga y jalaron de hasta derribarla. Foto: captura

La estatua de Cristóbal Colón en la ciudad colombiana de Barranquilla (norte) fue derribada el 28 de junio del 2021 por manifestantes, en una nueva jornada de protestas en el país, informó la Policía.

El director de la Policía colombiana, el mayor general Jorge Luis Vargas, dijo a periodistas que ese monumento y otro de la población de Santander de Quilichao, del convulso departamento del Cauca (suroeste), “fueron atacados por delincuentes”.

El grupo que derribó el monumento en Barranquilla le puso una capucha a la estatua, una soga al cuello, le amarraron cuerdas y jalaron de ella hasta derribarla, mientras gritaban “Colón asesino”.

Posteriormente, en el suelo procedieron a arrancarle la cabeza y a escribirle con pintura en aerosol leyendas como “por nuestros muertos”.

El alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, dijo que “la violencia solo genera más violencia. Los invito a despojarse del odio y construir un país mejor”.

El mandatario agregó: “no hemos reprimido ni lo haremos la protesta pacífica, pero sí ordenamos continuar identificando, capturando y judicializando a quienes cometen actos vandálicos y terroristas”.

Las manifestaciones en Colombia se han caracterizado por los ataques a monumentos y estatuas de personajes de la historia entre quienes se cuentan los conquistadores Gonzalo Jiménez de Quesada en Bogotá y Sebastián de Belalcázar en Cali.

Incluso en Bogotá retiraron de sus pedestales las estatuas de bronce de Isabel la Católica y Cristóbal Colón, ubicado en cercanías del aeropuerto internacional El Dorado, luego de que indígenas de la etnia misak intentaran derribarlas.

Las movilizaciones en Colombia comenzaron el 28 de abril contra un proyecto de reforma tributaria del presidente Iván Duque.

Las manifestaciones, que en las últimas semanas han perdido intensidad hasta reducirse y casi desaparecer, dejan, según organizaciones de derechos humanos, unas 74 víctimas mortales, al menos 20 de ellas por disparos de la Policía, mientras que el Gobierno vincula a las protestas 25 fallecimientos y solo tres por la Policía.

El monumento de Colón, que estaba ubicado en un céntrico barrio de Barranquilla, fue hecho por la empresa Tomagnini de Pietrasanta y donado a la ciudad en 1892 por la colonia italiana con el fin de conmemorar los cuatrocientos años del descubrimiento de América.

Sin embargo, la estatua no fue instalada sino 18 años después en la que era entonces la principal calle de la ciudad, que tomó el nombre de Paseo Colón. Luego pasó a la plaza de San Nicolás de Tolentino y a mediados de los años 90 el actual lugar, frente a la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen en el barrio Boston.