Lula Da Silva encontró su dedo perdido

Se nos va Lula, uno de los presidentes más mediáticos que ha tenido América Latina en su historia.

Tan mediático que se convirtió en el más  mediador del mundo: se dio modos para aparecer en  la televisión   entre  israelíes y  palestinos, entre  gringos e iraníes, entre Shakira y Lady Gaga, entre Corinthians y Flamengo, entre Pelé y Maradona, entre los policías insubordinados y el presidente Correa (no, mentira, a esta no alcanzó).

Tan mediático que anda medio preocupado de que no lo nombren candidato a secretario general de las Naciones Unidas.

Y tan mediático que, por si acaso no le resultara captar el poder en la ONU, si ganara  las elecciones  su sucesora, a la nueva presidenta la tendrá en el bolsillo izquierdo.

O, mejor dicho, la nueva presidenta será el dedo acusador  del super mediático Lula.

Suplementos digitales