Secretario de Estado de Estados Unidos ratifica a Ec…
Secretario, que difundió información reservada del c…
45% de filtraciones de datos exponen nombres, correo…
Rotura del OCP y derrame de petróleo se registra en …
Temporal deja 300 familias afectadas en Balao; Tengu…
CAL suspendió calificación de proyectos para derogar…
Se presentó agenda Lgbtiq+ para Ecuador
Nuevos equipos llegaron al Inspi de Quito

Jair Bolsonaro dice que la elección de Alberto Fernández como presidente de Argentina ayudó a que Brasil entrara en la OCDE

Jair Bolsonaro señaló que la solución para controlar el alza del precio del crudo en Brasil es acabar con el monopolio de la estatal Petrobras. Foto: AFP

Jair Bolsonaro señaló que la solución para controlar el alza del precio del crudo en Brasil es acabar con el monopolio de la estatal Petrobras. Foto: AFP

Bolsonaro dijo el jueves 16 de enero del 2020 que Brasil no puede seguir el camino de países como Venezuela y Argentina, y permitir que la izquierda vuelva al poder. Foto: AFP

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, dijo el jueves 16 de enero del 2020 que la elección del peronista Alberto Fernández como presidente argentino ayudó a que Estados Unidos considerara que el ingreso de Brasil a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es más prioritario que el de Argentina.

“Tuvimos ahora la experiencia de Argentina (la victoria de la izquierda). La primera consecuencia fue que los otros países, con el estadounidense por delante, nos hicieron pasar frente a la propia Argentina en la fila para ingresar a la OCDE“, afirmó el líder de la ultraderecha brasileña en un evento público en Brasilia.

El jefe de Estado de Brasil afirmó que fue precisamente la victoria de la izquierda en las elecciones presidenciales del 2019 en Argentina la que hizo  que Estados Unidos comunicara esta semana a sus socios de la OCDE que apoya prioritariamente el ingreso de Brasil al club de los países más desarrollados.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, declaró su apoyo a la entrada de Brasil al denominado “club de los países ricos” en marzo del año pasado, durante su primera reunión con Bolsonaro, pero en octubre el Gobierno de Estados Unidos anunció que daría primero prioridad a Argentina y Rumanía antes que Brasil.

Estados Unidos volvió a cambiar su prioridad y esta semana, en mensaje a los miembros de la OCDE, colocó a Brasil por delante.

La entonces decisión estadounidense de darle prioridad a Argentina fue interpretada en Brasil como un duro revés para el Gobierno de Bolsonaro, que desde su llegada al poder, el 1 de enero de 2019, ha intentado aproximarse a la potencia norteamericana, a la que considera un socio estratégico.

“La prensa nos atacó por Argentina tener prioridad para entrar a la OCDE. No tenemos ninguna pelea con Argentina, pero el comercio mundial no tiene amistades. Conseguimos cambiar la situación y prensa no dijo nada”, dijo el mandatario brasileño.

“Nosotros esperamos que las cosas ocurran bien en Argentina, pero sabemos que, por el panorama político, van a tener dificultades. Su opción (de los electores) fue elegir a quien los colocó en la situación de desgracia en que se encontraban”, dijo Bolsonaro en su pronunciamiento en el Palacio presidencial de Planalto.

El mandatario dijo que los propios argentinos eligieron como sus gobernantes a “exactamente a aquellos que en el pasado colocaron ese país en la situación en que se encuentra”, en una clara referencia a la grave crisis económica del país vecino y a la victoria electoral de los aliados de la expresidenta Cristina Kirchner.

En su pronunciamiento del jueves, Bolsonaro dijo que Brasil no puede seguir el camino de países como Venezuela y Argentina, y permitir que la izquierda vuelva al poder.

“No les den posibilidad a esa izquierda. No merecen ser tratadas como personas normales que quieren el bien de Brasil. No podemos llegar a (las elecciones presidenciales de) 2022 en la situación a la que llegó Argentina este año, o como, infelizmente, está caminado un gran y próspero país como Chile, que se dirige hacia el caos, hacia el socialismo“, agregó.

El presidente agregó que Brasil estaba siguiendo ese mismo camino pero que su victoria electoral en 2018 lo impidió.

Bolsonaro ya había dicho que los argentinos se habían equivocado al elegir a Alberto Fernández como presidente y se negó a felicitarlo por su victoria en las urnas y a acudir a su ceremonia de investidura.

Suplementos digitales