Testimonio: ‘El paso de volquetas empieza a las 04:0…
La demanda de escúteres y motos eléctricas aumenta en Quito
Azuay y Cañar flexibilizan restricciones tras el des…
Una mala práctica médica cambió la vida de un niño
Formación dual para quedarse en las empresas o abrir…
Las largas jornadas laborales causan 349 muertes en …
Colombia estudia aprobar productos veterinarios a ba…
Estados Unidos cierra puente fronterizo por el cruce…

Un hombre ganó USD 55 millones en la lotería y lo ocultó por 10 años

Imagen referencial. Tras ganar la lotería, el hombre afirmó que mantuvo un perfil bajo y no realizó ninguna compra extravagante. Foto: Pixabay

Seguramente, se presentan muy pocos casos de personas que se ganen la lotería y no le cuenten a nadie, pero aún más raro es que la afortunada o el afortunado guarde el secreto por una década y ni siquiera se lo diga a sus familiares.

Aunque parezca de película, esta situación se presentó y recientemente se conoció la historia de este inusual caso.

Según el medio español ‘La Vanguardia’, el protagonista de este suceso es un hombre estadounidense que ganó USD 55 millones en un juego de azar y tomó la decisión de no decirle a sus padres ni a su hermana, pues temía que esta última lo obligara a donar parte del premio a una entidad religiosa que es de su propiedad.

Pero eso no todo, pues el hombre, de quien no se conoce su identidad, recientemente mandó una carta al medio estadounidense ‘MarketWatch’ para revelar más detalles del hecho, el cual mantuvo en secreto durante una década.

“Hace unos 10 años compré un tiquete de lotería y gané alrededor de 55 millones de dólares. Jamás le conté a mis padres y tampoco a mi hermana, quien me hubiera pedido que donara una parte del dinero”.

El hombre, oriundo del estado de California, reveló que tampoco le dijo a otros familiares y amigos porque le habrían pedido dinero prestado y él no se siente cómodo con ese tipo de tratos.

Por otro lado, admitió que mantuvo un perfil bajo tras ganar la lotería y no realizó ninguna compra extravagante.

“Mantuve un perfil bajo. Compré un carro nuevo y una casa”, escribió el hombre en su escrito.

Actualmente, afirma tener una vida tranquila y también dio otras explicaciones del porqué no confía en su hermana.

“Ahora tengo 67 años y vivo una vida tranquila y confortable. No tengo hijos y mis padres ya fallecieron (…) Desde hace más de 10 años que no hablo con mi hermana. No quise darle dinero porque no me cae bien su esposo y, además, ella trató de hacerle cosas terribles a nuestros padres”. concluyó.

Probablemente, este ciudadano estadounidense pase el resto de sus días bajo el anonimato. 

Y usted, ¿Habría hecho lo mismo? 

Suplementos digitales