Expresidente paraguayo Fernando Lugo está en coma in…
Alertan de casos de tortura en El Salvador, durante …
Brasil autoriza extradición de ecuatoriana acusada d…
Video registra el asalto de armados a clientes de ca…
Evaluadores de jueces de la Corte comparecieron y de…
En Guayaquil 11 'food trucks’ inician trámites de operación
'Desdentado del Pichincha' violó a mujer extranjera …
Luis Valencia: La venta de cromos agoniza en Quito

Hacendado brasileño condenado a 100 años de cárcel por cuatro muertes

Un terrateniente brasileño, Norbeto Manica, fue condenado a 100 años de prisión por ordenar el asesinato, en una emboscada en 2004, de tres inspectores de trabajo y su chófer que realizaban una investigación en sus tierras.

Doce años después de los hechos, ocurridos el 28 de enero de 2004 en la comunidad de Unai (Minas Gerais, sureste) , “se ha hecho justicia” celebró la fiscal Miriam Lima, citada este sábado 31 de octubre por el sitio G1 de Globo.

“Tras numerosos recursos para retrasar durante 11 años este proceso, estamos en un día histórico”, señaló otro fiscal, Gustavo Torres, al final del proceso que duró cuatro días en el noveno tribunal federal de Belo Horizonte, la capital de Minas Gerais.

Los abogados de Manica anunciaron que apelarán y que su cliente, conocido en su pueblo como “el rey de las caraotas” (fríjol negro), permanecerá en libertad.

Junto con Manica fue condenado a 96 años José Alberto de Castro, acusado de servir como intermediario entre este y los tres pistoleros que asesinaron a los funcionarios que hacían una encuesta sobre el trabajo forzado en los terrenos de su propiedad.

Arterio Manica, hermano del terrateniente condenado, que por esa época era alcalde de la localidad, será juzgado el 10 de noviembre según G1.

Los dos condenados ya habían purgado una pena de diez años de prisión desde el comienzo del proceso, antes de recobrar su libertad provisional. Ese tiempo les será recortado de la pena impuesta actualmente.

Aunque permanecerán en libertad mientras dura la apelación, su pasaporte les fue confiscado y se les prohibió salir de Brasil.