Accidente vial en Las Casas dejó cinco heridos
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 1 de agosto del 2021
Lasso sumó perfiles con experiencia política para la…
El ISD para el sector aéreo se puede eliminar vía decreto
Los nombres de 15 patriotas están en el ‘libro de muertos’
Testimonio de Martín Mora: ‘Una alta capacidad es ad…
Tres años de angustia y sin pistas de Verónica y Kiara
Jefferson Pérez: ‘Carapaz nos está haciendo un llama…

Grecia alerta sobre posibles riegos de falta de circulación de periódicos

Las publicaciones de periódico arriesgan su circulación en Grecia, debido a la falta de papel por el feriado bancario. Foto: AFP

Las publicaciones de periódico arriesgan su circulación en Grecia, debido a la falta de papel por el feriado bancario. Foto: AFP

Las publicaciones de periódico arriesgan su circulación en Grecia, debido a la falta de papel por el feriado bancario. Foto: AFP

El Gobierno griego ha alertado hoy, 9 de julio del 2015, de que pueden producirse problemas en la publicación de prensa escrita por falta de papel, como consecuencia de las dificultades de suministro durante el corralito que hoy entró en su undécimo día.

La Secretaría General de Comunicación informó de que “hay dificultades objetivas” en el suministro de papel y de otros materiales de imprenta como consecuencia del feriado bancario “imprevisto”.

En caso de que haya problemas con el abastecimiento de papel, señaló la secretaría, estaría “justificada la interrupción parcial o total de publicaciones”.

Las imprentas en Grecia no suelen tener un stock de papel más allá de varias semanas, por lo que si las restricciones bancarias se amplían los problemas que ya empiezan a padecer pequeñas imprentas podrían afectar a los grandes rotativos.

En su undécimo día de vigencia el corralito empieza a sentirse sobre todo en el comercio, tanto en la venta al por menor, como en las importaciones.

Dado que las transacciones al exterior están extremadamente limitadas y que deben ser aprobadas por una comisión especial todos estos movimientos, comienza a haber problemas en el suministro de algunos productos, como el papel, aunque por ahora no hay desabastecimiento alimentario.

Por otra parte, ante los cajeros automáticos seguían produciéndose hoy filas de personas que querían retirar los 60 euros, el máximo permitido.

En el más de millar de sucursales abiertas para posibilitar el pago de las pensiones y subsidios a los jubilados y parados que solo tienen cartilla, había igualmente largas esperas.