Moda de Ecuador con propósito se exhibió en Colombia…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 28 de julio del 2021
Arroceros piden medidas adicionales a alza de precios
Comandante de la Fuerza Aérea Ecuatoriana: ‘Este año…
Ausencia de Freddy Carrión causa disputa en dos organismos
Chicos de 16 a 18 se vacunan y analizan volver a las aulas
Los jóvenes acudieron a Quinindé, Esmeraldas, para vacunarse
Vicealcaldía evidenció división en el Concejo Metrop…

Fiscal venezolana dice hay 174 privados de libertad, 12 de ellos estudiantes

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, indicó hoy, jueves 10 de abril, que la cifra de detenidos por delitos relacionados con las protestas contra el Gobierno desde hace dos meses es de 174, de los que únicamente 12 son estudiantes.

“De 174 personas que están privados de libertad solamente 12 han acreditado su condición de estudiantes”, indicó Ortega en declaraciones a la emisora Unión Radio.

La fiscal opinó que ese dato desmiente la supuesta represión contra los estudiantes, denunciada por agrupaciones estudiantiles, partidos opositores y organizaciones no gubernamentales.

Ortega confirmó que el número de fallecidos en eventos relacionados con las protestas se mantiene en 39, 31 de ellos civiles y 8 funcionarios de distintas instituciones, mientras que los heridos ascienden a 650.

La Fiscalía ha venido informando de centenares de detenidos que han ido quedando en libertad con medidas sustitutivas de prisión.

La liberación y la amnistía de los detenidos en las protestas forman parte de la agenda de temas que lleva la oposición al diálogo con el Gobierno que comienza hoy en Caracas con los buenos oficios de un grupo de cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el Vaticano.

Ortega informó la semana pasada de que el Ministerio Público investiga 102 casos de presunta violación de los derechos humanos, de los cuales 95 son por trato cruel, tres por homicidio consumado, dos por tortura y dos más por homicidio frustrado.

El Gobierno ha denunciado que las protestas en su contra forman parte de un golpe de Estado con el fin de derrocarlo y ha acusado a sectores de la oposición y a Estados Unidos de estar detrás de la violencia con el fin de generar desestabilización en el país.