En Tulcán fue clausurado un camal clandestino
Ecuador dejó de producir 31 000 barriles de petróleo…
Bancadas modulan sus posturas frente a proyecto econ…
Gasto per cápita de Ecuador en salud es menor a USD 500
Docentes podrán trabajar cerca de sus domicilios
Caída de puente en Manabí aumenta traslados hasta en…
Ecuador se ubica en el puesto 94 del ranking mundial…
Tres maestras lojanas ganaron USD 10 000 por su proy…

Fabricante de ataúdes español trabaja día y noche para cubrir un sombrío auge de la demanda

Un empleado de Ataúdes Chao trabaja en el almacén de Valdemoro, cerca de Madrid, España, el 7 de abril de 2020. Foto: REUTERS

Un empleado de Ataúdes Chao trabaja en el almacén de Valdemoro, cerca de Madrid, España, el 7 de abril de 2020. Foto: REUTERS

Ataúdes son vistos en el almacén de Ataúdes Chao, en Valdemoro, cerca de Madrid, España, el 3 de abril de 2020. Fotos: REUTERS

 Mientras la mayoría de las empresas españolas están cerradas en medio de la pandemia del covid-19, el fabricante de cajas fúnebres Ataúdes Chao trabaja las 24 horas del día y ha tenido que contratar personal para atender una demanda sin precedentes, con el número de muertos causados por la enfermedad acercándose ya a los 14.000.

“Ahora suministramos por 8 lo que suministramos antes”, dijo María Chao, directora de esta empresa centenaria de ataúdes y una de las más importantes del país. “300 cajas cada día frente a la demanda que hay solo en Madrid, que era un centro pequeño porque nuestra principal área está en el norte de España“.

Ataúdes Chao tuvo que contratar a seis nuevos trabajadores indefinidos en los diez últimos días para aumentar la capacidad de producción, lo que supone un aumento de casi el 25% en la plantilla.

Un empleado de Ataúdes Chao trabaja en el almacén de Valdemoro, cerca de Madrid, España.

Su servicio de distribución comenzó a trabajar las 24 horas del día desde que se decretó el estado de alarma y su planta en Galicia funciona 11 horas al día de lunes a sábado.

“Estimamos que la demanda, aunque se aplanara un poco, se va a mantener elevada en por lo menos el 60-70% de lo que hay ahora”, dijo la empresaria.

Rodeado de pilas de nuevos féretros listos para ser enviados a las funerarias, el personal de Ataúdes Chao retira crucifijos y otros símbolos católicos de los ataúdes destinados a entierros no religiosos.

Un ataúd con una ventanilla de cristal en el panel superior ha quedado descartado a un lado al ser un modelo que se ha vuelto impopular porque cualquier rotura representa un riesgo de infección.

Un ataúd abierto en el almacén de Ataúdes Chao, en Valdemoro, cerca de Madrid, España.

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias

Medidas de protección

Mapa de infectados

Glosario

Suplementos digitales