Continúan réplicas en norte de Perú, que ya suma más…
Policías se movilizan en la cárcel de Guayaquil ante…
Personas perezosas son mejores empleados, dice Bill Gates
OEA: Migración venezolana llegaría a siete millones …
Ejecutivo firmó Decreto sobre funcionamiento de hipó…
Ciudadanos acudieron masivamente al Centro de Conven…
La Comisión de Fiscalización solicitó prórroga de ci…
Los gremios productivos piden respeto para Quito

Morales ve riesgo de golpe de Estado en Brasil

Morales hizo la advertencia en coincidencia con el 44 aniversario del golpe militar de 1971 que encumbró al entonces coronel Hugo Banzer. Foto: Martín Alpiz/ EFE.

Morales hizo la advertencia en coincidencia con el 44 aniversario del golpe militar de 1971 que encumbró al entonces coronel Hugo Banzer. Foto: Martín Alpiz/ EFE.

Morales hizo la advertencia en coincidencia con el 44 aniversario del golpe militar de 1971 que encumbró al entonces coronel Hugo Banzer. Foto: Martín Alpiz/ EFE.

El presidente boliviano Evo Morales advirtió el viernes 21 de agosto del 2015 del riesgo de un golpe de Estado en Brasil, que “no vamos a permitir” puesto que “ya no estamos en tiempos de oligarquías y jerarquías“.

“No vamos a permitir golpes de Estado en Brasil ni en América Latina, vamos a defender las democracias“, dijo Morales en una escuela militar en Cochabamba (centro del país).

Morales hizo la advertencia en coincidencia con el 44 aniversario del golpe militar de 1971 que encumbró al entonces coronel Hugo Banzer, apoyado, según los historiadores, por militares de Brasil y Argentina, con el apoyo del Pentágono.

“Personalmente nuestro proceso va a defender a Dilma (Rousseff), presidenta de Brasil y al Partido de los Trabajadores”, abundó Morales, días después de que opositores realizarán varias manifestaciones en Brasil exigiendo la renuncia de la mandataria. Morales hizo votos porque “solamente sea una cuestión mediática lo del golpe de Estado en Brasil.

Es nuestra obligación defender los procesos democráticos y la democracia y especialmente los procesos de liberación sin injerencia externa“.

La Paz y Brasilia mantienen ciertas afinidades políticas, afectadas por un episodio en 2013, cuando el senador opositor Roger Pinto se fugó a territorio brasileño en un vehículo diplomático y protegido por funcionarios de la embajada de ese país en La Paz, donde estaba asilado desde mayo de 2012.

Tras su insólita entrada a Brasil, Pinto pidió refugio. La fuga de Pinto generó una crisis diplomática entre Brasil y Bolivia, que llevó a la salida del canciller brasileño Antonio Patriota. El embajador brasileño en La Paz tampoco ha sido repuesto desde entonces. En cambio, Morales y el expresidente Inacio Lula da Silva mantuvieron las relaciones bilaterales al más alto nivel.