Corte Constitucional declara constitucionalidad del …
Autor del tiroteo del 4 de julio en EE.UU. planeó un…
La Asamblea Nacional investigará posibles vulneracio…
Ministros mantienen reunión antes de diálogo con los…
¿Qué derechos de las niñas se vulneran en Ley de abo…
Lo que se sabe del primer caso de viruela del mono e…
Organizaciones y gremios médicos intervienen en la A…
Iglesia Católica en Austria permite casarse a los ho…

Erdogan amenaza a la Unión Europea con abrir las fronteras a los refugiados

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, amenazó este 25 de noviembre del 2016 en Estambul con abrir las fronteras de su país para dejar pasar a los refugiados que deseen llegar a Europa.

"Si vais más lejos, abriremos la frontera", señaló el mandatario turco en un discurso, en referencia al voto del jueves en el Parlamento Europeo en el que se exige congelar las negociaciones de adhesión con Turquía.

"Nosotros alimentamos a 3,5 millones de refugiados en este país, Ustedes no han cumplido sus promesas", aseguró el mandatario turco en su intervención, retransmitida por la cadena CNNT rk.

"Cuando los niños muertos golpearon las costas mediterráneas ustedes no decidieron cuidarlos" añadió Erdogan en referencia a los europeos.

En su discurso con motivo del día Internacional de la Lucha contra la violencia contra las mujeres, remarcó que la UE "necesita a Turquía" como refuerzo y que en su país viven más de 3 millones de refugiados "sin apoyo de las autoridades europeas".

Turquía y la Unión Europea (UE) pactaron en marzo de este año un acuerdo, según el cual Turquía recibe de vuelta a aquellos refugiados que viajaron ilegalmente desde sus costas a las cercanas islas griegas.

Como contrapartida, la UE apoya económicamente el cuidado de los refugiados en Turquía, acoge desde allí el mismo número de sirios interceptados en Grecia y promete liberalizar su régimen de visados para viajeros turcos, siempre y cuando se cumplan una serie de condiciones.

Hasta ahora, esta liberalización no se ha producido porque Turquía se niega a reformar sus estrictas leyes antiterroristas.