Fuertes vientos se registran en cinco provincias de …
Encuentro Artesanal de Excelencia en Cuenca
Municipio acelera la atención a los afectados por gr…
Reforma grava con IVA a autos eléctricos particulare…
La delegación de Maduro llegó a México para reanudar…
Comité de Ética niega recusación en caso Bella Jimén…
Dueño de captadora ilegal reaparece en redes y ofrec…
Los talibanes matan y cuelgan en público a cuatro se…

EE.UU. acusa a Rusia de ‘violación flagrante’ del tratado nuclear INF

El presidente Vladimir Putin aseguró a mediados de diciembre de 2018 que si Washington se retira del acuerdo, Moscú lanzará el desarrollo de misiles estratégicos que el acuerdo de 1987 impedía desarrollar.

El presidente Vladimir Putin aseguró a mediados de diciembre de 2018 que si Washington se retira del acuerdo, Moscú lanzará el desarrollo de misiles estratégicos que el acuerdo de 1987 impedía desarrollar.

El presidente Vladimir Putin aseguró a mediados de diciembre de 2018 que si Washington se retira del acuerdo, Moscú lanzará el desarrollo de misiles estratégicos que el acuerdo de 1987 impedía desarrollar. Foto: AFP

Rusia se encuentra en situación de “violación flagrante” del tratado sobre armas nucleares de alcance intermedio (INF), afirmó este martes 15 de enero de 2019 una alta funcionaria de Washington en Ginebra, tras una reunión con una delegación rusa.

“La reunión ha sido decepcionante porque está claro que Rusia continúa estando en violación flagrante del Tratado” declaró la subsecretaria de Estado encargada del control de armamento y asuntos de seguridad internacional, Andrea Thompson.

Estados Unidos amenaza con retirarse de ese acuerdo, firmado por ambos países durante la Guerra Fría, y dio en diciembre un ultimatum a Rusia de 60 días para conformarse al tratado.

Thompson, que lideraba la delegación estadounidense en Ginebra, estimó que Rusia “no está dispuesto a explicar cómo cuenta regresar al respeto integral y verificable de sus compromisos”.

“Nuestro mensaje es claro: Rusia debe destruir su sistema de misiles no conforme” a las reglas, concluyó, agregando que la delegación estadounidense informará a sus aliados y socios de la situación en una reunión de la OTAN el miércoles 15 de enero de 2019. 

La delegación rusa, dirigida por el viceministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Riabkov, no hizo comentarios al término del encuentro.

Pero el lunes, Riabkov, citado por la agencia rusa Interfax, había indicado que “la parte estadounidense endureció recientemente el tono”, estimando que “no era una señal muy favorable”.

La OTAN y Estados Unidos acusan a Moscú de violar el tratado INF con el desarrollo de un nuevo sistema de misiles, el 9M729, cuyo alcance, según Estados Unidos, supera los 500 km, violando así el texto del INF. Rusia considera estas acusaciones “sin fundamento”.

El tratado INF fue firmado en 1987 por el último dirigente de la URSS, Mijaíl Gorbachov, y el presidente estadounidense de entonces, Ronald Reagan.

El tratado, que suprime el uso de toda una serie de misiles de entre 500 y 5 000 km de alcance, había acabado con la crisis desatada en los años 1980 por el despliegue de los SS-20 soviéticos con ojivas nucleares en Europa oriental, y misiles estadounidenses Pershing en Europa occidental.

Según el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, esos misiles pueden alcanzar las ciudades de Europa en unos minutos, y pueden cargar ojivas nucleares. Moscú rechaza estas acusaciones y acusó a Washington de violar el tratado.

El presidente Vladimir Putin aseguró a mediados de diciembre de 2018 que si Washington se retira del acuerdo, Moscú lanzará el desarrollo de misiles estratégicos que el acuerdo de 1987 impedía desarrollar.

Suplementos digitales