Avioneta se estrella en medio de una autopista en California
Detienen en Guatemala a presunto narcotraficante req…
Se conmemoró el Primer Grito de Independencia en la …
Fundación Lucha Anticorrupción denunció que Contralo…
El cantón lojano Celica será sede de Cumbre Binacion…
Cinco mujeres escapan de una red de tráfico sexual e…
Cuba logra controlar gran incendio industrial al quinto día
Emotivo reencuentro entre padres mexicanos e hijos m…

Al menos tres muertos en un tiroteo en un tribunal de Michigan, según medios

Al menos tres personas resultaron muertas y una más herida en un tiroteo registrado hoy (11 de julio) en un tribunal de la localidad de Saint Joseph (Michigan, EE.U.U), confirmó este lunes el alguacil del condado, Paul Bailey.

Bailey corroboró las informaciones de medios locales que citaban que dos de la víctimas mortales en el tiroteo registrado en el tribunal del condado de Berrien eran alguaciles de la corte y la otra el propio autor de los disparos.

El incidente registrado en Saint Joseph, localidad situada a unos 200 kilómetros de Detroit, comenzó poco antes de las 13:30 de la tarde hora local (18:30 GMT) cuando los servicios de emergencia fueron alertados por disparos en la sede del tribunal que, según testigos, fue evacuada de inmediato.

El gobernador de Michigan, Rick Snyder, informó desde su cuenta de Twitter que la Policía estatal ya tiene la situación bajo control y "comenzó su investigación" al respecto.

La cadena ABC57, citando a un funcionario del condado de Berrien, dijo que el sospechoso estaba de camino a la cárcel cuando tomó un arma de uno de los agentes de seguridad de la corte y comenzó a disparar.

"Tenían a un hombre allí, vestido con sus pantalones de presidio y esposado", dijo Marcos Laukus, testigo del incidente, a la WSJM radio.

"Uno de los oficiales de justicia lo llevó a otro pasillo, y se escuchó un forcejeo, oí a alguien caer al suelo. A continuación, el agente judicial entró en esa habitación y se escuchó un disparo", relató Laukus.

Estados Unidos no se recupera aún de la matanza del pasado jueves perpetrada en Dallas (Texas) donde cinco policías fueron asesinados en otro tiroteo que se produjo en una marcha contra la violencia policial y en el que además otras once personas resultaron heridas, nueve de ellas también agentes.