Nuevos pedidos de juicio político contra Patricio Ca…
Se realizarán operativos en las terminales terrestre…
Beatriz Caranqui: El Trolebús redujo el número de peatones
Movimientos sociales de Argentina marchan en reclamo…
Alexandra Calderón: En 14 años, los locales aumentar…
Secretario de EE.UU. envía mensaje por el Primer Gri…
Joven fue asesinada en Manta; investigan crímenes po…
¿Por qué se trasladó el feriado del 10 de Agosto al viernes?

Dilma Rousseff repudia el asesinato de un haitiano en Brasil por motivos xenófobos

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, condenó hoy el asesinato del inmigrante haitiano Fetiere Sterlin ocurrido el pasado sábado en el sur del país en un crimen que atribuyó a motivos xenófobos.

"En un país como Brasil, conocido mundialmente por la solidaridad y fraternidad, los crímenes de odio como este son aún más inaceptables", afirmó Rousseff en un mensaje en las redes sociales.

La mandataria ordenó que la Policía Federal colabore en las investigaciones y ayude a las autoridades del estado de Santa Catarina, donde ocurrió el homicidio y hay una nutrida comunidad de inmigrantes del país caribeño.

La Policía Civil de Santa Catarina arrestó hoy por su implicación en el caso a un hombre de 24 años y detuvo a cuatro adolescentes de 14, 15, 16 y 17 años, este último asesino confeso del crimen.

Según la confesión del joven, el crimen se debió a motivos pasionales, puesto que Sterlin habría flirteado con su novia, lo que degeneró en una pelea, una versión que difiere de la presentada por la esposa del haitiano.

Sterlin, de 33 años, fue golpeado y apuñalado por una turba después de que saliera de una fiesta de haitianos celebrada en la localidad de Navegantes (Santa Catarina).

La esposa de Sterlin, la brasileña Vanessa Nery, afirmó que los agresores insultaron a su marido usando la palabra en creol (lengua hablada en Haití) "macici", que significa "homosexual".
Según su versión, Sterlin respondió usando insultos similares y entonces los tres agresores le amenazaron de muerte y regresaron unos minutos después armados en un grupo mayor.