Corte Constitucional da paso a consulta popular anti…
Robos a locales y asaltos a personas registran cámar…
Remoción de Sofía Almeida, vía rápida para agilizar …
Municipios buscan USD 300 millones en el exterior co…
Ministro de Defensa pidió a la Asamblea definiciones…
Hombre fue hallado sin vida en av. Simón Bolívar, en Quito
La audiencia de formulación de cargos contra Fernand…
Guayaquil y Durán registraron lluvias catalogadas de…

Creciente de río se llevó a la novia

Matrimonio de Dora Guerrero y Luis Pabón junto a sus hijos. Foto: Diario El Tiempo de Colombia

Consternados se encuentran los habitantes del municipio de La Esperanza, en Colombia, tras conocer que la creciente de una quebrada acabó con los sueños de una mujer que horas antes había contraído matrimonio y que el cuerpo de su hija, de dos años, aún no aparece.

La pareja de novios, Luis Pabón y Dora Guerrero, contrajeron matrimonio el domingo 19 de diciembre de 2021 tras varios años de vivir juntos. De esta unión nacieron dos niñas de dos y cinco años de edad.

En medio de las limitaciones económicas y en una finca distante del casco urbano, la familia Pabón Guerrero celebró la unión matrimonial junto a un grupo de amigos y seres queridos; sin saber que esta sería la última vez que verían a Dora.

Al término de la recepción y después de haber compartido una tarde llena de felicidad; Luis, Dora y sus dos hijas emprendieron el retorno hacia su hogar. Sin embargo, el camino de regresó fue agreste, debido a las condiciones climáticas.

Al llegar a la quebrada La Raya, del corregimiento Pueblo Nuevo, la pareja de recién casados decidió cruzar el afluente en dos caballos. Pero una creciente súbita los sorprendió. Aunque Luis y su hija mayor pudieron resguardarse, esta suerte no la tuvo Dora y la menor de dos años.

“La corriente de esta quebrada se llevó al caballo con el que iba y se llevó a esta señora y a su niña de dos años”, dijo José Giraldo, funcionario de la Defensa Civil.La búsqueda

Tras conocerse la tragedia, organismos de socorro, familiares y campesinos de la zona iniciaron la búsqueda de los cuerpos de Dora y su niña. El intenso registro en las orillas de la quebrada y en puntos críticos permitió hallar el cuerpo sin vida de la joven mujer; a 12 kilómetros del lugar donde fue vista por última vez.

Este 22 de diciembre, Luis Pabón tuvo que hacer una pausa en la búsqueda del cuerpo de su hija para acompañar y darle el último adiós a su esposa.

Por ahora, la Defensa Civil y parientes cercanos a la familia Pabón Guerrero continúan la búsqueda del cuerpo de la menor.

En septiembre de este año, un caso similar estremeció a Norte de Santander. Una familia, oriunda de Venezuela, intentó cruzar un afluente en motocicleta, pero fueron arrastrados por una quebrada en el corregimiento La Cecilia, en zona rural de Teorama.

Los cuerpos sin vida de dos niños -de uno y cuatro años de edad- fueron encontrados días después en el fuerte caudal del río Catatumbo.

Suplementos digitales