Artefacto fue detonado en la Fiscalía de Calderón, en Quito
¿Cómo educar contra la violencia de género desde casa?
Conductores agreden a agentes de tránsito en Cumbayá
Cancillería convoca a familiares de ecuatorianos en Rusia
Cadete detenida por el femicidio de María Belén Bern…
Prisión preventiva para integrantes de presunta band…
Así será el proceso para el censo en línea
Fiscalización no aprueba el informe de Villavicencio…

Condenan a muerte a personas que secuestraron a un joven, le amputaron las manos y le arrancaron los ojos

Imagen referencial. Seis personas acusadas de secuestrar, amputar las manos y arrancar los ojos de un joven de 16 años fueron condenadas a muerte en Jordania. Foto: Flickr/ Joseph Kranak.

Imagen referencial. Seis personas acusadas de secuestrar, amputar las manos y arrancar los ojos de un joven de 16 años fueron condenadas a muerte en Jordania. Foto: Flickr/ Joseph Kranak.

Imagen referencial. Seis personas acusadas de secuestrar, amputar las manos y arrancar los ojos de un joven de 16 años fueron condenadas a muerte en Jordania. Foto: Flickr/ Joseph Kranak.

El Tribunal de Seguridad del Estado de Jordania condenó este miércoles 17 de marzo del 2021 a la pena capital a seis personas tras ser declaradas culpables de secuestrar a un joven de 16 años el pasado octubre, amputarle las manos y arrancarle los ojos, un caso que conmocionó al país.

La agencia de noticias oficial jordana Petra informó de que, además de los seis condenados a muerte, cuatro personas fueron sentenciadas a penas de entre 1 y 15 años de cárcel, mientras que otros siete acusados fueron absueltos por falta de pruebas.

El tribunal citó siete cargos contra los 17 acusados, incluidos los de terrorismo, secuestro criminal y posesión de armas sin licencia, entre otros, según Petra.

Las sentencias pueden ser apeladas ante el Tribunal de Casación del país durante los próximos 30 días, añadió la fuente.

El crimen, que tuvo lugar el 13 de octubre del 2020, dejó al país en estado de conmoción cuando una banda criminal secuestró y mutiló salvajemente a un joven de 16 años en la ciudad jordana de Zarqa, al noreste de Amán, unas imágenes que circularon en las redes sociales.

Este crimen indignó a la sociedad jordana y conmovió incluso al rey Abdalá II y a la reina Rania, que condenaron públicamente el ataque.

Según informaciones de la prensa local, el padre del adolescente había sido arrestado meses antes acusado de la muerte del tío del líder de la banda supuestamente autora del ataque.

Este crimen llevó a las autoridades de seguridad jordanas a lanzar una feroz campaña, principalmente en Zarqa, contra "peligrosos forajidos", lo que resultó en la detención de más de 1 000 personas con un gran número de antecedentes penales en el país.