La ONU pide apoyo para atender a 4,5 millones de per…
Adolescente de 15 años y una adulta, víctimas de exp…
Salud registra 2 054 casos de covid-19 en 24 horas; …
Autobús cae al precipicio dejando 17 muertos y 14 he…
Expediente de remoción de Jorge Yunda fue enviado nu…
En el sur de Quito hay temor tras el crimen del poli…
Nace la tormenta tropical Dolores en el Pacífico mexicano
Francia envió a Estados Unidos una nueva estatua de …

El colapso de un techo de la Universidad Central de Venezuela, reflejo de la crisis educativa

Vista de un techo colapsado cerca del edificio de la biblioteca central de la Universidad Central de Venezuela (UCV) en Caracas

Vista de un techo colapsado cerca del edificio de la biblioteca central de la Universidad Central de Venezuela (UCV) en Caracas

Vista de un techo colapsado cerca del edificio de la biblioteca central de la Universidad Central de Venezuela (UCV) en Caracas. Foto: AFP

El colapso de un techo de hormigón en la Universidad Central de Venezuela (UCV) , la principal del país y patrimonio de la humanidad, refleja el deterioro de los centros públicos de enseñanza, afectados por años de crisis económica y política.

Un tramo del techo de un corredor de 300 metros sucumbió el miércoles sin dejar heridos en su campus, una obra maestra de la arquitectónica contemporánea de Carlos Raúl Villanueva que la Unesco incluyó en su lista de patrimonio en 2001 y que alberga más de 100 obras de reconocidos artistas.

Con unos 31.
 000 estudiantes en 2017, la UCV “se está cayendo a pedazos”, lamenta Arlette Matute, una tesista de 28 años, protegida con un tapabocas, de uso obligatorio en el país debido a la pandemia de covid-19.

“Esto es terrible”, reflexiona al contemplar los escombros. El hecho ocurrió después de que autoridades universitarias denunciaran el año pasado que el gobierno del presidente Nicolás Maduro solo había aprobado 9,8% del presupuesto solicitado para funcionar.

La UCV “ha estado por más de 12 años sometida a deficientes presupuestos que han deteriorado nuestro patrimonio”, escribió en Twitter Cecilia García Arocha, rectora de la institución, en una situación que se traslada a otras 20 universidades públicas de Venezuela, donde no se cobra matrícula.