Nueva oleada covid en España empeora los hospitales …
Se registra un amotinamiento en la cárcel de Loja 
Policía incauta 206 kilos de cocaína transportados e…
COE Nacional y ministros se pronunciarán este vierne…
Homero Castanier: Acta de paz no incluye el perdón d…
Usuarios reportan caída de la página de citas para l…
USD 1 millón le cuesta a Quito daños en El Arbolito y Ejido
Mercados y terminales en Quito retoman la normalidad

China insta a no ‘agravar el desastre’ de covid-19 con acusaciones

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, dijo que acusaciones políticas en torno al covid-19 intensificarán la crisis. Foto: AFP

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, dijo que acusaciones políticas en torno al covid-19 intensificarán la crisis. Foto: AFP

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, dijo que acusaciones políticas en torno al covid-19 intensificarán la crisis. Foto: AFP

El coronavirus es una “señal de alarma” para el mundo entero, y acusarse unos a otros “solo agravará el desastre”, afirmó este lunes, 28 de septiembre del 2020, el ministro de Relaciones Exteriores chino.

El canciller se expresaba varios días después del enfrentamiento a distancia entre China y Estados Unidos en la Asamblea General de la ONU.

El presidente estadounidense, Donald Trump, causó a Pekín de haber permitido que el “virus chino”, expresión que despierta la cólera de China, “infecte al mundo”. El embajador chino ante la ONU, Zhang Jun, reprochó a Estados Unidos por “propagar un virus político” en la Asamblea General.

Según el ministro Wang Yi, quien se explayó en un foro en Pekín, ciertos países han “transformado este espacio solemne, que es la ONU, en un espacio de representación al servicio de su política e intereses propios”.

“No tenemos más opción que trabajar juntos y ayudarnos mutuamente”, destacó Wang en el evento coorganizado por la Asociación china de diplomacia pública.

“Como lo subrayó el secretario general (Antonio) Guterres, esta pandemia no es solamente una señal de alarma, sino también un ejercicio de crisis”, señaló el ministro de Exteriores chino.

“Frente a desafíos globales como la epidemia, si solamente nos mantenemos en nuestro propio camino o tratamos a nuestros vecinos como enemigos, sólo se agravará el desastre», añadió.