Del otro lado del parabrisas sienten crisis y exclusión
Mujer fue sentenciada a 7 años de prisión por estafa…
Maduro retó a los presidentes de Uruguay y Paraguay …
Conaie pide diálogo con Lasso el 1 de octubre y amen…
Tres reformas concretas se conocen de la nueva Ley d…
6 personas afectadas en colisión vehicular en el sec…
Dos policías hallados inconscientes en un patrullero…
EE.UU. recuerda que su frontera ‘no está abier…

Bélgica aplicará mano dura a quien escupa a policías o tosa sobre alimentos

En Bélgica, oficialmente hay 11 899 infectados y 513 fallecidos por el covid-19, sobre una población de 11,4 millones de personas. Foto: EFE

En Bélgica, oficialmente hay 11 899 infectados y 513 fallecidos por el covid-19, sobre una población de 11,4 millones de personas. Foto: EFE

En Bélgica, oficialmente hay 11 899 infectados y 513 fallecidos por el covid-19, sobre una población de 11,4 millones de personas. Foto: EFE

El Gobierno de Bélgica aseguró este lunes 30 de marzo del 2020 que castigará con la mayor “severidad” a quienes tosan o escupan a agentes de policía pretendiendo estar infectados con covid-19, así como a quien intente contaminar alimentos.

“Los últimos incidentes en los que los agentes de policía son escupidos en la cara son absolutamente inaceptables, demuestran una incomprensible falta de respeto, mientras que estos hombres y mujeres realizan tareas importantes para todos nosotros”, declaró al diario Le Soir el ministro del Interior, Pieter De Crem.

El Ministerio belga del Interior quiere “que ese tipo de actitud sea reprimida de la manera más severa posible” y en ese sentido recuerda que una reciente circular del colegio de fiscales permite solicitar entre tres meses y dos años de prisión para quien estornude voluntariamente en dirección de otra persona.

Además, la persona que tosa intencionadamente sobre alimentos puede recibir una pena de hasta cinco años de cárcel, añade Le Soir.

En los últimos días se han registrado varias situaciones de ese tipo en Bélgica, la primera conocida el pasado 23 de marzo, cuando un hombre y sus hijas escupieron a varios clientes de un supermercado de la localidad valona de Bierges tras asegurar que estaban infectados de coronavirus.

La fiscalía belga ha imputado por “intento de envenenamiento” al autor de los hechos.

Pero Bélgica, donde oficialmente hay 11 899 infectados y 513 fallecidos por coronavirus sobre una población de 11,4 millones de personas, no es el único país donde se han registrado este tipo de incidentes y donde se aplican medidas de respuesta específicas.

En Francia, escupir a alguien declarándose infectado se castiga con una multa de 135 euros y en el Reino Unido un hombre ha sido sentenciado a un año de prisión por hacerlo sobre un policía.

Suplementos digitales