Encuentran un bebé indígena que murió hace 1 640 años, en Colombia

El cadáver fue encontrado con los brazos cruzados, en posición fetal y dentro de una vasija café. Foto: El Tiempo

Arqueólogos que adelantan la exploración previa a la construcción de una autopista 4G en Bolombolo, Antioquia, quedaron sorprendidos luego de encontrar el cadáver de una bebé indígena que habría muerto hace 1 640 años.

El hallazgo se produjo luego de que una avanzada de expertos hiciera una excavación en la zona en donde se construirá la mega autopista Pacífico 1. Restos óseos, vasijas y otros objetos llamaron la atención de los investigadores, quienes ya conocían el potencial que tiene este territorio para hacer descubrimientos arqueológicos.

Esta vez, los investigadores encontraron una vasija color café que contenía en su interior el cuerpo de una menor indígena, al parecer entre los 9 y 12 meses de edad.

Antropólogos expertos en medicina forense intentan establecer las causas de la muerte de la menor y por ahora, las pistas delatan que habría fallecido por anemia debido a la coloración violeta en su dentadura.

Así mismo, los investigadores celebran dicho descubrimiento, ya que es poco usual encontrar un cuerpo con tanto tiempo de antigüedad y en tan excelentes condiciones de preservación. Se dice que el fallecimiento se habría producido en el año 300 d.C.

El otro cuerpo

A pocos metros del cadáver de la menor también se encontraron los restos óseos de una mujer entre los 30 y 40 años de edad. De inmediato, los expertos en la materia iniciaron un estudio de ADN para establecer la relación entre ambas, y efectivamente, era el sepulcro de la madre junto a su hija.

Respecto a la mujer, se dice que la posible causa de su muerte fue desnutrición por el estado en el que se encontraron sus huesos.

Con este descubrimiento surge otra hipótesis dentro de la historia, ya que expertos en comunidades indígenas aseguran que es tradición de estos pueblos ancestrales sacrificar a los menores de edad si su adulto responsable fallece, ya que pueden llegar a representar una carga para los otros integrantes de la comunidad.

Así mismo, se dice que la urna fúnebre que recubría el cuerpo de la menor podría simbolizar el útero de su madre, facilitando así el renacimiento en otro mundo. También se intenta establecer por qué el cuerpo de la menor no fue cremado como se hace usualmente en este tipo de situaciones.

Junto al cuerpo de la mujer también se encontraron joyas y el ajuar que ayudaría el tránsito de los difuntos hacia su próxima vida.

Los restos encontrados reposarán en una sala especial en la estación del ferrocarril en Bolombolo, una vez los expertos en antropología y medicina forense acaben con todos los estudios que requiere dicho hallazgo.


Visita nuestros portales:

Sigue a EL COMERCIO en Google News CLIC AQUÍGoogle News


Suplementos digitales