12 días al año bajará el IVA del 12% al 8% en el sec…
Las exportaciones de arroz nacional cayeron 95% este 2021
Mera, Bagüí y Pellerano, los ‘duchos’ de la final
Vacunarse es una responsabilidad colectiva
Festival de Orquestas en la agenda de Fiestas para e…
¡Que viva el Quito de antaño en La Ronda!
María Elena García: ‘La inclusión beneficia a toda l…
Australia detecta el primer caso local de la variant…

En plena audiencia, un niño le pide al Papa su solideo

Al inicio de la audiencia, el niño subió al estrado en donde estaba el papa Francisco. Foto: EFE

Un niño se convirtió este 20 de octubre del 2021 en el protagonista de la audiencia general celebrada por el papa Francisco, al separarse de su madre, subir al estrado y pedir a toda costa el solideo del pontífice.

Al inicio de la audiencia, el niño subió sólo al estrado donde el Papa da su catequesis los miércoles y tras intercambiar algunas palabras con el pontífice también se sentó durante un momento en la silla reservada al regente de la Prefectura de la Casa Pontificia, Leonardo Sapienza.

El Papa habló con el niño cuando se acercó al estrado. Foto: EFE

Pero la intención del niño, como indicó en varias ocasiones, era hacerse con el solideo blanco del pontífice. Finalmente después de que le regalaron uno, regresó satisfecho con su madre, que se encontraba entre los varios miles de fieles presentes en el aula Pablo VI.

El Papa que siempre sonrió pacientemente al pequeño antes de comenzar su catequesis afirmó: “Este niño tuvo la libertad de acercarse y moverse como si estuviera en casa” y lo agradeció “por esta lección” porque “los niños no tienen un traductor automático del corazón a la vida, los niños continúan” y también pidió “que el Señor lo ayude en su limitación y en su crecimiento”.

El niño obtuvo el solideo y regresó con su madre. Foto: Reuters

Otros niños también en pasado se convirtieron en protagonistas de la audiencia al pasear libremente por el estrado cerca del Papa e incluso sentándose en el silla destinada a Francisco, quien siempre valoró la libertad y la espontaneidad de los pequeños.

Suplementos digitales