Frontera entre Ecuador y Colombia se cerrará por ele…
Colombia confirma muerte de líder de las FARC
Denuncia contra Yeseña Guamaní causa nueva pugna en el CAL
420 000 servidores públicos deben actualizar declara…
Detienen en Ecuador a hombre requerido por Perú que …
Farmacéutica desarrolla tests para detectar la virue…
Jaime Nebot fustiga a Lasso durante proclamación de …
Cuenta regresiva para el futuro de Guadalupe Llori

Artistas y periodistas apoyan al soldado Manning para Premio Nobel de la Paz

Campaña a favor de Bradley Manning. Foto: Captura de pantalla

Campaña a favor de Bradley Manning. Foto: Captura de pantalla

‘Yo soy Manning’ es el nombre de la campaña que impulsan reconocidas personalidades, entre ellas artistas y periodistas, a favor el soldado Bradley Manning.

Manning, de 25 años, corre el riesgo de ser condenado a cadena perpetua por ‘colusión con el enemigo’, el más grave de los 22 cargos que se le imputan por haber transmitido al portal WikiLeaks, entre noviembre de 2009 y mayo de 2010, documentos militares estadounidenses sobre las guerras de Iraq y Afganistán, y 260 000 despachos del departamento de Estado.

A través de un video que circula en la web, los famosos sujetan pancartas y preguntan a los espectadores si tendrían el coraje de revelar la verdad sobre ‘una acción ilegal’, ‘crímenes de guerra’ o ‘actos terribles’ en general. Su lema: “todos somos Bradley Manning”.

El video también llama a firmar una petición para que al militar se le otorgue el Premio Nobel de la Paz.

Hasta este martes, segundo día del juicio contra Manning por filtrar 700 000 documentos secretos a WikiLeaks, el documento recibió casi 60 000 firmas de apoyo.

El fundador de WikiLeaks calificó como ‘juicio espectáculo’  el que se lleva en contra del joven soldado estadounidense Bradley Manning, acusado de una de las mayores filtraciones secretas de la historia de su país.

La defensa ha conseguido pequeñas victorias a favor de Manning, como el recorte de su pena en 112 días por haber sido confinado ilegalmente en la prisión de Quatico (Virginia), donde estuvo recluido hasta que en abril de 2011 fue transferido a la cárcel militar de Fort Leavenworth (Kansas).