Artefacto fue detonado en la Fiscalía de Calderón, en Quito
¿Cómo educar contra la violencia de género desde casa?
Conductores agreden a agentes de tránsito en Cumbayá
Cancillería convoca a familiares de ecuatorianos en Rusia
Cadete detenida por el femicidio de María Belén Bern…
Prisión preventiva para integrantes de presunta band…
Así será el proceso para el censo en línea
Fiscalización no aprueba el informe de Villavicencio…

Activistas de extrema derecha fueron arrestados en protestas raciales en Las Vegas

Las personas gritan consignas y sostienen pancartas, el 1 de junio de 2020, en el centro de Las Vegas, mientras participan en un mitin de

Las personas gritan consignas y sostienen pancartas, el 1 de junio de 2020, en el centro de Las Vegas, mientras participan en un mitin de "La vida de los negros" en respuesta a la reciente muerte de George Floyd, un hombre negro desarmado que murió mientr

Las personas gritan consignas y sostienen pancartas, el 1 de junio de 2020, en el centro de Las Vegas, mientras participan en un mitin de "La vida de los negros" en respuesta a la reciente muerte de George Floyd, un hombre afrodescendiente desarmado que murió mientras estaba bajo custodia policial. Foto: AFP

Tres activistas ultraderechistas fueron arrestados en Las Vegas por una unidad policial antiterrorista y acusados este miércoles 3 de junio de 2020 de incitar a la violencia en las protestas pacíficas por la muerte de George Floyd.

El fiscal federal Nicholas Trutanich dijo que los hombres pertenecían al movimiento Boogaloo que promueve “una guerra civil próxima y/o el colapso de la sociedad”, y que fueron capturados con un cóctel molotov.

Instigadores violentos han secuestrado protestas y manifestaciones pacíficas en todo el país, incluida Nevada, explotando la indignación real y legítima por la muerte del señor Floyd para sus propios intereses radicales”, dijo.

Stephen Parshall, de 35 años, Andrew Lynam, 23, y William Loomis, 40, viven en Las Vegas, donde fueron detenidos el sábado por una unidad antiterrorista dirigida por el FBI y encaran hasta 30 años de cárcel.

También fueron acusados de conspiración terrorista y otros cargos por las autoridades estatales.

Reportes de prensa han dicho que activistas de extrema derecha, a veces fuertemente armados, se infiltraron la semana pasada en las protestas contra la brutalidad policial y el racismo tras la muerte de Floyd, incluidos varios que afirman formar parte del movimiento Boogaloo, que usan camisas hawaianas para identificarse.