3 de mayo de 2018 08:15

Cien muertos en fuertes tormentas de polvo en el norte de India

Foto tomada el 2 de mayo de 2018 muestra a un policía de tráfico hindú cubriéndose la cara mientras está de servicio durante una tormenta de polvo en Nueva Delhi. AFP

Foto tomada el 2 de mayo de 2018 muestra a un policía de tráfico hindú cubriéndose la cara mientras está de servicio durante una tormenta de polvo en Nueva Delhi. AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 9
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Violentas tormentas de polvo golpearon el norte de India, donde hubo al menos 100 muertos y más de 140 heridos principalmente por la caída de muros y árboles y el jueves 3 de mayo de 2018 las autoridades de ese país alertaron del riesgo de más devastación.

Los vientos de hasta 130 km/h causaron 65 muertos en el estado de Uttar Pradesh y 33 en el estado vecino de Rajastán, informaron a la AFP las autoridades de gestión de las catástrofes de ambas regiones. El balance anterior era de 77 muertos.

El estado de Punyab, más al norte, registró por su parte dos víctimas y Madhya Pradesh, más al sur, también dos muertos.

Foto tomada el 2 de mayo de 2018 muestra una 'mototaxi' en una carretera durante una tormenta de polvo en Mathura, en el estado de Uttar Pradesh, al norte de la India. AFP

Foto tomada el 2 de mayo de 2018 muestra una 'mototaxi' en una carretera durante una tormenta de polvo en Mathura, en el estado de Uttar Pradesh, al norte de la India. AFP


Las tormentas echaron abajo las frágiles viviendas de barro, matando a la gente mientras dormía. De una rara violencia, el viento arrancó los árboles de raíz, derrumbó los muros de las casas y derribó los postes de electricidad.

Cada año tiene lugar en India tormentas de este tipo, pero generalmente no causan una destrucción de esta magnitud. Las autoridades advirtieron de que el balance podría agravarse dado que los socorristas seguían buscando sobrevivientes bajo los escombros.

Esta foto tomada el 2 de mayo de 2018 muestra un árbol que cayó con el viento fuerte durante una tormenta sobre un vehículo en Bareilly, en el norteño estado indio de Uttar Pradesh. AFP

Esta foto tomada el 2 de mayo de 2018 muestra un árbol que cayó con el viento fuerte durante una tormenta sobre un vehículo en Bareilly, en el norteño estado indio de Uttar Pradesh. AFP

“Todo el mundo tenía miedo”

El propietario de un hotel en Alwar, en el norte del turístico Rajastán, Shivam Lohia tuvo que abandonar su automóvil en la carretera y echar a correr para salvar su vida después de ser casi arrastrado por el viento.

“No he visto una tormenta tan devastadora desde hace al menos 25 años. Todo el mundo tenía miedo y buscaba donde refugiarse cuando los árboles y las casas salieron volando. Fue una pesadilla”, explicó a la AFP .

Los afectados se reúne en los exteriores con sus pertenencias junto a viviendas destruidas tras una gran tormenta en Bharatpur, en el estado indio de Rajasthan, el 3 de mayo de 2018. AFP

Los afectados se reúne en los exteriores con sus pertenencias junto a viviendas destruidas tras una gran tormenta en Bharatpur, en el estado indio de Rajasthan, el 3 de mayo de 2018. AFP


El distrito de Agra, donde se encuentra el famoso Taj Mahal, es la región más afectada, con 43 muertes registradas hasta el momento. El célebre mausoleo mogol quedó intacto.

Los servicios meteorológicos advirtieron de que pueden registrarse nuevas tormentas durante las próximas 48 horas, hasta el sábado.

Por consiguiente, las autoridades llamaron a los habitantes a permanecer alertas. En particular, les aconsejaron que durmiesen en el exterior, una práctica corriente entre los más pobres en esta estación de calor sofocante.

Cortes de electricidad

Según los expertos, esta situación atmosférica se debe a la colisión de los sistemas meteorológicos occidental y oriental sobre las llanuras del norte de este país de 1 250 millones de habitantes.

En la zona de Bharatpur, en el norte de Rajastán, se derrumbaron un millar de postes eléctricos, provocando gigantescos cortes de electricidad. La situación podría tardar varios días en normalizarse.

A última hora del miércoles, un velo blanco envolvió la capital, Nueva Delhi, dificultando la visibilidad antes de dar paso a fuertes vientos. No se señaló ninguna muerte en la megalópolis, donde los vientos no superaron los 59 km/h.

“Triste por las vidas perdidas debido a las tormentas de arena en varios lugares de India. Condolencias para las familias en duelo ”, tuiteó la oficina del primer ministro, Narendra Modi.

El mes pasado, una tormenta dejó 15 muertos y partió dos torretas decorativas en la entrada del Taj Mahal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (1)