9 de enero de 2021 11:01

Mujer que acusó de hurto a adolescente afrodescendiente se enfrenta a justicia en EE.UU.

Una mujer se abalanzó a un menor de edad afro en EE.UU. porque creyó que le había robado el celular. Foto: Twitter

Una mujer se abalanzó a un menor de edad afro en EE.UU. porque creyó que le había robado el celular. Foto: Twitter

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Agencia EFE

Una mujer de 22 años que se abalanzó sobre un adolescente afrodescendiente al que acusaba sin pruebas de haberle robado el teléfono en un hotel de Nueva York ha sido detenida en California y llegó este sábado 9 de enero de 2021 a la Gran Manzana para enfrentarse a la Justicia.

El episodio, capturado en video, causó una fuerte indignación en Estados Unidos, donde muchos lo ven como un ejemplo más del racismo contra la comunidad afroamericana, y hoy copa las portadas de los medios locales de Nueva York.

La acusada, Mia Ponsetto, se enfrenta al menos a un cargo por intento de robo, después de que tratase de arrebatar al chico de 14 años su celular, creyendo que era el suyo, según dijeron a The New York Times fuentes policiales.

La joven fue arrestada este jueves 7 de enero de 2020 en California, horas después de haber concedido una entrevista en televisión en la que trató de justificarse y mostrar su arrepentimiento por lo ocurrido.

Este sábado, tras ser extraditada a Nueva York, fue trasladada a una comisaría de la ciudad a la espera de comparecer ante un juez.

Los hechos tuvieron lugar a finales de diciembre en un hotel del barrio neoyorquino del Soho y salieron a la luz cuando el padre del menor, un conocido músico de jazz, publicó un video en el que se puede ver parte del incidente.

En las imágenes, Ponsetto acusa al adolescente de tener su teléfono móvil y trata de arrebatarle un dispositivo similar. En otro video distribuido luego por la Policía puede verse a la mujer abalanzarse sobre el menor hasta tirarlo al suelo.

El celular de Ponsetto no había sido robado y fue devuelto horas después al hotel por un conductor de Uber que la había transportado y que lo encontró en su vehículo.

El caso generó una fuerte indignación en Nueva York, donde incluso el alcalde, Bill de Blasio, se refirió a él como un claro episodio de racismo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)