Más carros circulan sin placas; legisladores flexibi…
Concurso para rutas divide a los transportistas en Quito
Enfermeras con plantones piden estabilidad laboral e…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 13 de mayo del 2021
Enfermeros, otros ‘héroes’, que exigen la estabilida…
‘No se llegará a meta de 2 millones de dosis’: Camil…
La ocupación en tres hospitales de Santo Domingo de …
Protestas por sistema de precios de diésel luego de …

Una mujer embarazada fue hallada sin vida en un cantón de Chimborazo; madre de la víctima dice que vio cómo la secuestraron

Imagen referencial. Agentes de la Dinased acudieron a la vivienda en donde un hombre encontró a su esposa y sus dos hijos sin vida. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Imagen referencial. Agentes de la Dinased acudieron a la vivienda en donde un hombre encontró a su esposa y sus dos hijos sin vida. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Imagen referencial. Según la madre de la fallecida, su hija fue secuestrada el pasado lunes 12 de abril del 2021, en el sector del mercado La Esperanza. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Agentes de la Dirección Nacional de Secuestros, Extorsiones y Muertes Violentas (Dinased) de Chimborazo investigan el presunto asesinato de una mujer de 32 años, quien estaba embarazada. El cuerpo fue encontrado la mañana de hoy, viernes, 16 de abril del 2021, en un bosque de eucaliptos de Guano, a 20 minutos de Riobamba.

Comuneros de la zona encontraron el cadáver y dieron aviso a la Policía. “No podemos creer que aquí haya pasado esto. Encontramos el cuerpo esta mañana, nadie vio cómo llegó hasta aquí”, dijo Luis Inga, uno de los habitantes de esa zona.

El cuerpo fue trasladado hasta la morgue de Riobamba, donde fue reconocido por sus familiares. Se trata de Verónica Muyulema, quien tenía cinco meses de gestación y era madre de dos hijos.

Según la madre de la fallecida, su hija fue secuestrada el pasado lunes 12 de abril del 2021, en el sector del mercado La Esperanza. Sus familiares piensan que se trata de una venganza, debido a que semanas antes recibió amenazas.

La madre contó que Verónica migró a Durán, pero retornó a Riobamba para las elecciones presidenciales. Según ella, el lunes pasado visitó a su conviviente en la cárcel. Horas después tres hombres que se movilizaban en un carro blanco sin placas la secuestraron.

“Yo vi cuando la metieron a la fuerza a un carro. Por favor pido que investiguen para que den con los responsables, si los atrapan yo puedo reconocer su rostro”, dijo la mujer, en medio del llanto.