Al menos tres muertos y dos heridos por tiroteo en un bar de Wisconsin, en Estados Unidos

El viernes el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, exigió al Senado que refuerce el control de las armas de fuego

El viernes el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, exigió al Senado que refuerce el control de las armas de fuego

Imagen referencial. El viernes el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, exigió al Senado que refuerce el control de las armas de fuego. Foto: Twitter @ABCNoticiasMX

Al menos tres personas murieron este domingo 18 de abril del 2021 y otras dos resultaron heridas en un tiroteo en un bar de Kenosha, en el estado de Wisconsin, Estados Unidos, informaron las autoridades.

El Departamento del Sheriff del Condado de Kenosha precisó en un comunicado que el suceso tuvo lugar en el bar Somers House Tavern sobre las 00:42 hora local.

El autor de los disparos, que ha sido identificado como un varón afroamericano, está siendo buscado por las autoridades, que han calificado el incidente de “específico y aislado”.

“No creemos que exista una amenaza para la comunidad en este momento”, dijo el sargento David Wright, portavoz de la oficina del sheriff.

Este ataque se produce después de que el pasado día 15 ocho personas fallecieron y cinco resultaron heridas cuando un hombre armado abrió fuego de manera indiscriminada en un almacén de la empresa de servicios postales FedEx en Indianápolis (Indiana).

Este y los tiroteos de las últimas semanas en EE.UU. han reabierto el debate sobre un mayor control de armas en el país.

El viernes el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, exigió al Senado que refuerce el control de las armas de fuego y que deje de “aceptar” un tipo de violencia que “se ha convertido en algo demasiado normal” y causa 106 víctimas mortales al día en este país.

“La violencia armada es una epidemia en Estados Unidos, pero no debemos aceptarla, debemos actuar”, exhortó.

Es prácticamente imposible que las medidas legislativas para un mayor control de este tipo de armamento salgan adelante en el Senado, donde los demócratas -el partido del presidente- tienen una mayoría tan estrecha que necesitarían convencer a al menos diez republicanos para aprobarlas.