Una persona herida en accidente de tránsito en Guayllabamba
La lluvia causó estragos en Quito, el sábado 12 de j…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 13 de junio del 2021
China pone énfasis en explorar el espacio
La Playita del Parque Nacional Machalilla es vital p…
Las personas con albinismo luchan contra burlas y pr…
El Gabinete presidencial junta a tres generaciones
Alexandra Vela: ‘El encuentro es bueno, pero no es u…

Al menos 40 muertos en ataque del EI contra campo de refugiados en Siria

Esta foto de archivo tomada el 26 de marzo de 2017 muestra a iraquíes inspeccionando los escombros de casas destruidas en el área de Mosul al-Jadida, luego de ataques aéreos en los que civiles han sido asesinados durante una ofensiva contra el grupo islám

Esta foto de archivo tomada el 26 de marzo de 2017 muestra a iraquíes inspeccionando los escombros de casas destruidas en el área de Mosul al-Jadida, luego de ataques aéreos en los que civiles han sido asesinados durante una ofensiva contra el grupo islám

Esta foto de archivo tomada el 26 de marzo de 2017 muestra a iraquíes inspeccionando los escombros de casas destruidas en el área de Mosul al-Jadida, luego de ataques aéreos en los que civiles han sido asesinados durante una ofensiva contra el grupo islámico (IS). Foto: AFP

Al menos 40 personas murieron este martes 2 de mayo del 2017 en ataques suicidas del grupo yihadista Estado Islámico (EI) contra un campo de refugiados y desplazados en Siria, cerca de la frontera con Iraq, cuando crece la presión contra la organización en ambos países.

En Iraq, al menos diez soldados iraquíes murieron en un ataque del EI en la provincia occidental de Al Anbar, situada cerca de la frontera con Siria, donde el EI controla todavía algunos sectores.

En Siria, una ofensiva de la coalición de árabes y kurdos busca expulsar a los yihadistas de su principal bastión de Raqa (norte).

En Iraq, las tropas gubernamentales intentan sacarlo de Mosul (norte), si último gran bastión.

En las dos ofensivas, las fuerzas en el terreno están apoyadas por aire por los ataques de la coalición internacional dirigida por Estados Unidos y por tierra por asesores militares estadounidenses.

Pese a la creciente presión en estos dos países, donde el EI proclamó un “califato” en las regiones que conquistó en 2014, la organización yihadista logra perpetrar sangrientos ataques.

En el noreste de Siria, cerca de la frontera con Iraq, cinco kamikazes del EI se hicieron estallar cerca y dentro de un campo de refugiados iraquíes y de desplazados sirios, a lo que siguieron intensos combates con las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Al menos 38 personas, incluidos 23 civiles, murieron y decenas resultaron heridas en el ataque contra este campo situado en la región de Rajem al Salibi, en la provincia de Hassaké, había adelantado el OSDH. “Algunos kamikazes lograron entrar en el campo”, añadió.