9 de julio de 2018 00:00

Muertes en las vías de Quito se redujeron un 8,6% en el 2018

Según la ANT, los motociclistas son los segundos actores de mayor vulnerabilidad. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Según la ANT, los motociclistas son los segundos actores de mayor vulnerabilidad. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 6
Daniel Romero
Redactor (I)
dromero@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En marzo pasado, María Mercedes Bastidas recibió la peor noticia: su sobrina de 18 años perdió la vida en un siniestro de tránsito en la vía Interoceánica, a la altura de Pifo, en el nororiente de Quito.

Después de salir de una boda, su sobrina Andrea regresaba a su casa en el norte de Quito. Su acompañante era quien conducía y, según Bastidas, iba a exceso de velocidad y, se presume, en estado etílico.

Andrea, estudiante de ingeniería ambiental, murió en el lugar. El conductor sufrió heridas pero no de gravedad. Actualmente, según Bastidas, hay un proceso legal en curso para determinar la responsabilidad del acompañante de su sobrina, quien manejaba el auto.

La muerte de Andrea es una de las 85 que han ocurrido en Quito entre enero y junio del 2018, según los datos con los que cuenta la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT).

En Quito, los fallecimientos por siniestros de tránsito se redujeron, según Julio Puga, director de la AMT. Durante el primer semestre del 2017, en la capital hubo 93. Esto significa una reducción del 8,6%.

Casos como el de Andrea son los de mayor incidencia. Puga dijo que el principal factor para que ocurran percances en Quito es el manejar con exceso de velocidad.

En el primer semestre de este año, la AMT ha registrado 564 accidentes por exceso de velocidad. La segunda causa de accidentes, según la AMT, es no respetar las señales de tránsito. Desde enero hasta la fecha hubo 517 casos de este tipo. Mientras que por conducir bajo la influencia del alcohol hubo 329 accidentes.

No solo disminuyeron las muertes sino también los siniestros de tránsito. La AMT señaló que entre enero y junio del 2017 hubo 4 235 siniestros, mientras que en el mismo período de este año se contabilizan 3 545. Esto representa una reducción del 16%.

La Agencia durante este año reactivó su campaña Te Queremos a Salvo con el objetivo de concienciar a los actores de las vías sobre sus derechos y responsabilidades para fomentar la seguridad vial. Este tipo de iniciativas, según Puga, son las que han influido en la reducción de accidentes en las vías de la capital.

Con esta visión coincide Roberto Custode, consultor en temas de movilidad. Para él, la implementación de estas campañas deben sostenerse en el tiempo para que se mantengan las estadísticas a la baja.

“Con base en experiencias internacionales está demostrado que si se dejan las campañas de concientización, los accidentes se incrementan de nuevo”, indica Custode.

Las campañas, por sí solas, no son suficientes para bajar la incidencia de los accidentes. Según Custode, en Quito se debería tomar dos acciones adicionales: mejorar el control en la vía para comprobar que los vehículos que circulan han pasado la revisión técnica vehicular. Apenas siete ciudades en el país tienen centros de revisión y, según Custode, es fácil evadir este requisito.

La segunda acción es usar otros dispositivos electrónicos para medir y controlar la velocidad en las vías. Custode sostiene que a los radares que muestran la velocidad a la que circula un automotor deberían sumarse dispositivos que, sin evidenciar los kilómetros por hora, tomen la velocidad para ejecutar sanciones.

La Agencia Nacional de Tránsito (ANT) también desarrolla una campaña que busca concienciar a conductores, peatones y ciclistas sobre su responsabilidad en las vías. Juan Pazos, director provincial de Pichincha de la ANT, indica que la mayoría de siniestros de tránsito sucede por causas evitables por el conductor o peatón. Con base en las estadísticas, manejar desatento (celular, maquillarse, etc.), exceder los límites de velocidad, manejar en estado etílico y no respetar las señales de tránsito son las principales causas de accidentes en las vías del país.

Los datos de la ANT, según el funcionario, también muestran una reducción en los accidentes en Quito. Sin embargo, en lo que se refiere a Pichincha, en el cantón Quito sucede el mayor número de choques.

Por ejemplo, en Pichincha, durante mayo hubo 631 siniestros. De estos, 609 tuvieron lugar en Quito, 11 en Mejía, 8 en Cayambe y 3 en Rumiñahui.
Pazos dice que este panorama tiene que ver con el número de vehículos de cada cantón. Además, un alto número de automotores de otros cantones ingresa a diario a la capital.

Otro dato importante, según Pazos, es que en la ciudad la mayoría de accidentes son de vehículos particulares y livianos. Por ello, para el Directivo de la ANT, una forma de enfrentar la siniestralidad en la ciudad es que la gente use cada vez más transporte público.

Andrea no era quiteña. Llegó un año atrás a la capital para estudiar en una universidad privada. Para Bastidas, la irresponsabilidad al ponerse frente a un volante fue lo que determinó que ella hoy ya no esté.

“Vemos hasta chistes sobre manejar en estado etílico. Dicen que borrachos manejan mejor y no es cierto. Ponen en riesgo sus vidas y las del resto”, comenta Bastidas. Durante esta semana, la campaña de la AMT continuará con la concienciación en el norte de la urbe.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)