14 de mayo de 2020 14:28

Una mujer murió por problemas respiratorios en una calle de Quito; se aplicó un protocolo de bioseguridad

Una mujer, de 63 años, murió la mañana de este jueves 14 de mayo del 2020 en la intersección de la avenida Teniente Hugo Ortiz y calle Moro Moro del sector de Turubamba Bajo, en el sur de Quito. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Una mujer, de 63 años, murió la mañana de este jueves 14 de mayo del 2020 en la intersección de la avenida Teniente Hugo Ortiz y calle Moro Moro del sector de Turubamba Bajo, en el sur de Quito. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 12
Triste 56
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 1
Unidad de Noticias

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Una mujer, de 63 años, murió aproximadamente a las 10:30 de este jueves 14 de mayo del 2020 en la intersección de la avenida Teniente Hugo Ortiz y calle Moro Moro del sector de Turubamba Bajo, en el sur de Quito.

La emergencia fue reportada al sistema ECU 911. Minutos después, acudió personal de Criminalística y Servicio Preventivo de la Policía Nacional para atenderla. Según testigos, la víctima caminaba por el lugar cuando se desplomó sobre la acera. Observaron que tenía problemas para respirar mientras se movilizaba en plena esquina junto al semáforo.

El alcalde de Quito, Jorge Yunda, se pronunció sobre la muerte: "He confirmado que estás lamentables imágenes de una persona fallecida no fue a causa de covid-19, su deceso fue por otras causas", dijo, a través de su cuenta de Twitter. 

Al momento de su deceso se encontraba con un familiar, quien manifestó que la mujer presentaba problemas respiratorios, por lo que se trasladaron primero a un centro asistencial en donde no fue atendida. Luego se dirigieron a otro, pero en el trayecto se produjo la muerte.

Los uniformados aplicaron un protocolo de bioseguridad, cercaron la zona, la fumigaron y cubrieron el cadáver con una bolsa antes de colocarlo en un féretro.

Pasadas las 13:00, el vehículo de una funeraria se llevó el ataúd de cartón. Sus familiares observaban llorando detrás de las cintas amarillas que se colocaron como cerca de seguridad.

“(Los parientes) nos informaron que la fallecida llevaba tres días con abundante tos. Nos indicaron que también tenía diabetes”, manifestó el subteniente Manuel Zambrano, del circuito de Policía Barrionuevo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (41)
No (24)