14 de febrero de 2020 10:40

Taxista y dos hombres, procesados por el secuestro exprés y muerte de Hugo Sandoval, desaparecido en Quito

El cuerpo de Hugo Sandoval fue encontrado en la quebrada del Carmen Bajo, ubicada entre el Comité del Pueblo y Llano Chico, la tarde del miércoles 12 de febrero del 2020. Foto: Tomada del Twitter de la Policía Nacional

La Fiscalía informó que, con información proporcionada por un detenido, se realizó una búsqueda y hallazgo del cadáver en la quebrada del Carmen Bajo. Foto: Twitter de la Policía Nacional

valore
Descrición
Indignado 25
Triste 6
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 31
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Fiscalía confirmó que el cadáver hallado el miércoles 12 de febrero del 2020 en una quebrada del norte de Quito corresponde a Hugo Sandoval, reportado como desaparecido luego de que fuera visto por última vez la noche del 3 de enero en el sector de La Mariscal.

La tarde del jueves 13 de febrero, la jueza de Garantías Penales, Luz Marina Serrano, ordenó la prisión preventiva de tres hombres: Galo Javier N., de 35 años; Jordan Andrés M., de 23, y Brandon José D., de 20, luego de dar inicio a la instrucción fiscal, en la audiencia de formulación de cargos, en Quito. Allí, la Fiscalía los imputó por su presunta participación en el delito de robo con muerte de Hugo Sandoval, de 42 años.

En la audiencia, el fiscal especializado en Personas Desaparecidas, Bolívar Burbano, presentó más de diez elementos de convicción, informó el Ministerio Público de Ecuador en un comunicado.

La autopsia médico-legal determinó una muerte violenta y el análisis anátomo-antropológico concluyó que la identificación del cadáver hallado el miércoles “responde a Hugo Sandoval”, señaló la Fiscalía.

Según las investigaciones, la madrugada del 4 de enero del 2020 Hugo Sandoval salió de un bar ubicado en sector de La Mariscal y abordó un taxi con dirección al sector del Comité del Pueblo, en el norte de Quito, según registraron las cámaras del ECU 911.

Galo Javier N. conducía el taxi, pero no estaba solo, informó la Fiscalía. En el asiento posterior de la unidad viajaban dos hombres: Jordan Andrés M. y Brandon José D. “Ellos serían parte de la organización de secuestradores exprés”, señaló la institución de investigación penal del Estado.

Sandoval tiene 42 años y cabello negro (aunque en la foto subida en este portal se puede observar que tiene canas en buena parte de su cabeza). Su contextura es promedio: ni delgada ni gruesa. Sus ojos son de color marrón, mide 1,65 metros y pesa 145 libr

Hugo Sandoval, de 42 años, fue visto por última vez la noche del 3 de enero del 2020, tras salir de un bar de La Mariscal, en el norte de Quito. 


Hugo Sandoval se habría resistido al robo de su teléfono celular, por lo que fue golpeado y recibió una puñalada en el tórax. Su cuerpo fue abandonado en la quebrada del Carmen Bajo, ubicada entre el Comité del Pueblo y Llano Chico, en el norte de Quito. 

La Fiscalía informó que las indagaciones permitieron localizar el cuerpo de la víctima la tarde del miércoles 12 de febrero del 2020, al investigar la ruta técnica del celular de Sandoval.

Asimismo, dijo la entidad, se ubicó el teléfono celular de la víctima con un chip distinto al de su propietario. Cuando se allanó la casa de la persona que tenía el dispositivo móvil, se recuperó el aparato y se recolectó la versión.

Con esa declaración, junto con las versiones de los procesados y de otro ciudadano, la Fiscalía conoció que Jordan M. y Brandon D. cobraron USD 30 cada uno por el celular. Galo N., unos días después, vendió el dispositivo en USD 150, señaló la institución. Posteriormente, agregó, el comprador, “que habría tenido conocimiento de que el teléfono era producto de un secuestro exprés”, lo revendió en USD 180 a un compañero de trabajo. En poder de este último, las autoridades encontraron el dispositivo de Hugo Sandoval.

El Fiscal señaló que –con la información recolectada durante la investigación previa– se organizó una búsqueda ininterrumpida de dos días en la quebrada del Carmen Bajo, donde el 12 de febrero se halló el cuerpo de la víctima.


Con los elementos de convicción presentados por la Fiscalía, la jueza Luz Marina Serrano dispuso la prisión preventiva para los procesados y el inicio de una instrucción fiscal, que durará 90 días.

El artículo 189 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) establece que “si a consecuencia del robo se ocasiona la muerte, la pena privativa de libertad será de 22 a 26 años”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (69)
No (5)