24 de julio de 2018 18:03

Hallan muerta en París a una cofundadora del grupo feminista Femen

La joven ucraniana Oksana Shachko, fundadora del grupo feminista Femen, fue hallada sin vida en París este 24 de julio del 2018. Foto: AFP

La joven ucraniana Oksana Shachko, fundadora del grupo feminista Femen, fue hallada sin vida en París este 24 de julio del 2018. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 5
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La ucraniana Oksana Shachko, una de las fundadoras del grupo feminista Femen, fue hallada muerta en su apartamento en París, informó una de las integrantes de la organización este martes 24 de julio del 2018.

“Oksana fue hallada ayer (lunes) en París en su apartamento. Se suicidó”, indicó Inna Shevchenko, una de las respresentantes de este grupo feminista que ha conseguido fama mundial por sus acciones polémicas.

Otra fundadora de Femen, Anna Gutsol, confirmó igualmente el deceso en su página Facebook, pero no reveló las causas de la muerte de Shachko.

“Oksana Shachko se ha ido. Sus amigos y familia estamos de luto y esperamos la versión oficial de la policía. Lo que sabemos de momento es que (...) el cuerpo de Oksana fue encontrado en su apartamento en París. Según sus amigos dejó una carta”, escribió Gutsol.

Shachko fundó en 2008 en Ucrania, junto con otras tres activistas, el movimiento Femen, conocido por sus audaces protestas en topless.

Shachko junto con otras tres activistas fundaron del movimiento Femen, conocido por sus audaces protestas en topless. Foto: AFP

Shachko junto con otras tres activistas fundaron del movimiento Femen, conocido por sus audaces protestas en topless. Foto: AFP


Exiliada en Francia desde 2013, la joven de 31 años había abandonado el grupo y se dedicaba a pintar.

Bajo el lema “Vine, me desnudé, gané”, las Femen llamaron la atención del mundo con sus protestas “contra el patriarcado y la dominación de los hombres sobre las mujeres”.

Las activistas aparecen por lo general de improvisto, topless y con el cuerpo pintado con insignias, para captar la atención del público y los medios de comunicación.

Así, irrumpieron en julio pasado un concierto de Woody Allen en Alemania para denunciar la “cultura del silencio” en torno a las agresiones sexuales. En otra acción en 2015 perturbaron un discurso de la líder ultraderechista francesa Marine Le Pen con el saludo “Heil Le Pen” pintado en el torso.

Además del sexismo, sus protestas apuntan al autoritarismo, con el presidente ruso Vladimir Putin como objetivo particular, la colusión entre el Estado y la Iglesia, y los fraudes electorales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (3)