15 de agosto de 2020 14:35

Moreno: 'Ecuador ejecutará la sentencia dictada por la CorteIDH' en el caso de joven que se quitó la vida tras ser violada por autoridad de su centro educativo

La Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó el 14 de agosto del 2020 a Ecuador por omisiones ante la violencia sexual escolar que terminó en el suicidio de Paola, hace 18 años. Foto: Archivo/ cortesía.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó el 14 de agosto del 2020 a Ecuador por omisiones ante la violencia sexual escolar que terminó en el suicidio de Paola, hace 18 años. Foto: Archivo/ cortesía.

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 15
Redacción Elcomercio.com
Redacción Guayaquil (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El presidente Lenín Moreno dio a conocer este sábado 15 de agosto del 2020 que el país ejecutará la sentencia que dictó el viernes 14 de agosto la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) en el caso de Paola Guzmán, una adolescente que sufrió violencia sexual a manos de una autoridad del centro educativo donde estudiaba y se quitó la vida en el 2002. 

"Nuestra lucha por erradicar la violencia sexual en el sector educativo se mantiene firme desde el primer día de mi Gobierno", escribió el presidente Moreno en su cuenta de Twitter en respuesta a un mensaje de la CorteIDH que comunicó el fallo. 


La CorteIDH encontró al Estado responsable por no actuar frente a la violencia sexual que sufrió Paola Guzmán en el ámbito educativo estatal y que condujo a su suicidio. En el 2001, cuando la adolescente tenía 14 años, fue abusada sexualmente por el vicerector del colegio al que asistía, quien ofreció darle el pase de año con la condición de que mantuviera relaciones sexuales con él. La menor vivió esta situación durante un año. 

Por el caso, la Corte ordenó al Estado ecuatoriano medidas de reparación. En el plazo de un año deberá identificar medidas adicionales para corregir insuficiencias en la información estadística sobre situaciones de violencia sexual contra niños o niñas en en ámbito educativo, así como la capacitación del personal educativo respecto a abordaje y prevención de situaciones de violencia sexual. Asimismo, la Corte ordenó que el Estado provea de asistencia, orientación y atención a víctimas de violencia sexual en el ámbito educativo. 


Además, el Tribunal ordenó a Ecuador brindar de forma gratuita y diferenciada tratamiento psicológico y/o psiquiátrico para los familiares de la menor de edad Petita Albarracín y Denisse Guzmán y la realización de un acto público en el que reconozca su responsabilidad. 

Ecuador también deberá otorgar el grado de Bachiller a Paola Guzmán y declarar un día oficial de lucha contra la violencia sexual en las aulas. Finalmente deberá pagar por concepto de indemnización por el daño material e inmaterial a la familia de la víctima. 

¿Qué ocurrió en el caso de Paola?

La Corte Interamericana de Derechos Humanos encontró el 14 de agosto del 2020 al estado ecuatoriano responsable por no actuar frente a la violencia sexual que sufrió Paola Guzmán en el ámbito educativo. Foto: Archivo/ Cortesía.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos encontró el 14 de agosto del 2020 al estado ecuatoriano responsable por no actuar frente a la violencia sexual que sufrió Paola Guzmán en el ámbito educativo. Foto: Archivo/ Cortesía.

El 12 de diciembre del año 2002, tras un año de haber sido víctima de violencia sexual por parte del Vicerrector del colegio al que asistía, Paola ingirió unas pastillas que contenían fósforo blanco. Tras tomarlas se dirigió al colegio en el que estudiaba donde, de acuerdo con la sentencia, fue trasladada a la enfermería, pero en lugar de brindarle atención médica la instaron a rezar

Su madre, Petita Albarracín, fue citada al colegio y trasladó a Paola a un hospital, pero la adolescente murió como consecuencia de la intoxicación un día después.  En la sentencia, la Corte señala que el personal del colegio estaba enterado de la situación que vivía la menor de edad. 

Petita Albarracín presentó una acusación particular en contra del vicerrector por los siguientes delitos: acoso sexual, violación y instigación al suicidio. La orden de detención en contra del hombre se emitió el 6 de febrero del 2003 y el 2 de septiembre del 2005 fue imputado con el delito de estupro agravado. Sin embargo, el implicado se dio a la fuga y en el 2008 la justicia declaró prescrita la acción penal. 

“Paola del Rosario Guzmán Albarracín fue sometida, por un período superior a un año, a una situación que incluyó acoso, abuso y acceso carnal por el Vicerrector de su colegio, lo que conllevó el ejercicio de graves actos de violencia sexual contra ella en el ámbito institucional educativo”, dice la sentencia. 

La Corte destacó que el caso de Paola es el primero que conoce el Tribunal sobre violencia sexual contra una niña en el ámbito educativo. El Estado fue condenado por una serie de omisiones. 

“La Corte concluyó que el Estado de Ecuador es responsable por la violación” de los artículos de la Convención Americana sobre Derechos Humanos que garantizan el derecho a la vida, a la integridad personal, a la protección de la honra y la dignidad, y a la educación. Asimismo, el Estado ecuatoriano incumplió su obligación de intervenir frente a actos de violencia contra la mujer y de prevenirlos, según el fallo.

Asimismo, la corte concluyó la responsabilidad del Estado, en perjuicio de la madre y la hermana de Paola, por la violación del derecho a las garantías judiciales, a la protección judicial y a la igualdad ante la ley. El comunicado de prensa de la Corte señala que hubo una lesión al derecho de acceso a la justicia de los familiares de la víctima  “derivando en la impunidad, por la prescripción de la acción penal, que fue consecuencia de la inacción estatal, especialmente en la falta de diligencia en la detención del procesado”.

En un comunicado de la Secretaría de Comunicación de la Presidencia se indica que “en el 2001, año en el que Paola fue violentada, el Estado no había adoptado medidas adecuadas para abordar actos de violencia sexual en el ámbito educativo y no proveyó educación sobre derechos sexuales y reproductivos a la adolescente”.

Para el Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer (Cepam Guayaquil) el fallo en el caso de Paola es histórico. La institución brindó apoyo legal a Petita, madre de la adolescente, y en un comunicado recoge el alivio que siente luego de años en busca de justicia.

“Se ha limpiado el nombre de mi hija, que fue culpabilizada de los hechos ante la justicia ecuatoriana. Ahora queda claro que mí Paola fue víctima de un terrible abuso sexual que la llevó al suicido. Sé que no la tendré más conmigo, pero me queda la tranquilidad de que su muerte no será en vano pues con esta sentencia los agresores no serán encubiertos nunca más”, dijo la madre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)