19 de octubre de 2018 13:10

Lenín Moreno anunció la reactivación del sector de la construcción con una inyección de USD 2 750 millones en créditos

En el programa Construimos, Empleo y Prosperidad, en Guayas, el presidente Lenín Moreno anunció la entrega de nuevos crédito al sector de la construcción. Foto: Cortesía Secom

En el programa Construimos, Empleo y Prosperidad, en Guayas, el presidente Lenín Moreno anunció la entrega de nuevos créditos al sector de la construcción. Foto: Cortesía Secom

valore
Descrición
Indignado 13
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 19
Jorge González

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Gobierno Nacional presentó este viernes 19 de octubre del 2018 el programa Construimos, Empleo y Prosperidad. Este se presentó en el cantón Daule (Guayas) y prevé inyectar USD 2 750 millones a través de seis líneas de portafolios de créditos para constructores, proveedores, compradores de viviendas y gobiernos locales.

El evento fue presidido por el presidente Lenín Moreno y lo acompañaron, entre otras autoridades, Xavier Torres, ministro de Vivienda; Richard Martínez, ministro de Finanzas; y Juana Vallejo, gobernadora de Guayas.

El ministro Martínez explicó los alcances del proyecto. Dijo que el plan tiene cinco pilares: la Ley de Fomento Productivo, la optimización del Estado, la sostenibilidad fiscal, la protección social y la transparencia.

Recordó que en el 2016, con la Ley de Plusvalía, el sector atravesó un momento devastador. Durante ocho trimestres, dijo, el crecimiento de la construcción cayó; sin embargo, tras la consulta popular –con la eliminación de dicha normativa- por primera vez en dos años ha habido un crecimiento leve.

Comentó sobre los beneficios. Por ejemplo, con la Ley de Fomento Productivo se elimina el anticipo mínimo al impuesto a la renta y se exonera del pago de ese tributo de ocho a 20 años a las nuevas inversiones de empresas de todos los tamaños. También la devolución del Impuesto al Valor Agregado para los constructores.

“En los próximos días tendremos listo el reglamento de la Ley de Fomento Productivo que, entre otras cosas, aclara de norma adecuada la implementación para exonerar el Impuesto a la Renta a los fondos, sociedades de inversión y personas que inviertan en proyectos inmobiliarios”.

En tanto, Martínez explicó las líneas de crédito. La primera es Fideicomiso, vivienda para la prosperidad, que es un mecanismo que viabilizará créditos a través del sistema financiero y cooperativo con una tasa preferencial del 4,99%. Estimó que solo en este producto se generará en el sistema financiero USD 520 millones en créditos hipotecarios entre el 2018 y 2021.

También, dijo, que en créditos para el constructor, el Banco del Pacífico y la Corporación Financiera Nacional destinarán USD 144 millones, con una tasa entre el 5,5% y el 8,5% con periodos de gracia de hasta 24 meses y un plazo de hasta cinco años.

“Banco del Pacífico destinará adicionalmente USD 161 millones para créditos hipotecarios, tanto para la vivienda de interés social, así como para otros segmentos de la población”.

En tanto, el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess) destinará USD 900 millones en créditos hipotecarios y destinará otros USD 400 millones para poner “en marcha mecanismos alternativos de financiamiento a través del mercado de valores por medio de la compra de distintos títulos-valores emitidos por las empresas constructoras”.

Martínez explicó que adicionalmente a esos productos, el Banco de Desarrollo de Ecuador colocará USD 908 millones para la construcción de infraestructura pública, vialidad, agua y saneamiento, equipamiento urbano, que impulsará la edificación.

En la jornada, Enrique Pita, presidente de la Cámara de Construcción de Guayaquil, aplaudió el anuncio. Afirmó que más de medio millón de personas dependen directamente del sector y su encadenamiento.

No obstante, en la jornada Pita pidió al gobierno reformar otras leyes como la de Contratación Pública y la de Inquilinato. “Para permitir que ese nicho de mercado pueda ser reactivado y de alguna manera aprovechado para la reactivación de nuestro sector”.

El presidente Moreno le respondió que analizarán las reformas lo más rápido posible. Recordó que la Ley de Plusvalía hirió al sector, que “está pasando una etapa difícil, está saliendo de un agujero que lo introdujo el deseo de confrontación, la estigmatización de toda actividad productiva”.

“Alguien dirá que el Gobierno está extremadamente preocupado por los empresarios, yo voy a decirles que sí, que estamos preocupados de que los empresarios puedan producir. Pero ustedes señores empresarios no son la causa principal, ustedes no son nuestro objetivo (…) el objetivo principal es el de generar trabajo para los más pobres, viviendas para los más pobres”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (135)