20 de septiembre de 2018 00:00

Moradores de Montecristi en Manabí piden que se rehabilite el paseo lúdico

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
María V. Espinosa 
Redactora
mespinosa@elcomercio.com (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Subir hasta el centro cívico Ciudad Alfaro, de Montecristi, Manabí, por los senderos del paseo lúdico puede convertirse en una difícil travesía para el turista.

Los senderos de madera están deteriorados y en más de 10 tramos las tablas están rotas, al igual que los pasamanos.

Unas 10 lámparas tampoco funcionan, lo cual impide el tránsito en las noches por este sitio, que tiene seis terrazas con juegos infantiles, piletas y áreas verdes.

Los basureros están inservibles y los desechos que dejan los visitantes están regados por el área del paseo lúdico.

La turista de Manta, Karen Martínez, visitó el lugar la semana anterior con un grupo de amigos. “No subimos todo el trayecto. Nos dio miedo caernos o que nos roben”.

Moradores de Montecristi en Manabí piden que se rehabilite el paseo lúdico


El estado de esa obra, que fue inaugurada en el 2014, hizo que las agencias de viajes la excluyeran de la oferta turística.

El operador Juan Carlos Arroyo, de la agencia Manabí Travel, afirma que hasta el 2016 las busetas con turistas extranjeros se estacionaban en el centro de Montecristi.

Desde ahí se hacía un recorrido a pie por el mercado de artesanías y luego se subía por el paseo lúdico hasta Ciudad Alfaro, donde hay un museo sobre el legado de Eloy Alfaro, los montoneros y la cultura del pueblo montuvio.

Los turistas aprovechaban las sillas de madera para descansar bajo la sombra de grandes árboles, que en la actualidad están totalmente secos.

También utilizaban los baños, que están deteriorados. “Ahora preferimos que se lleven la imagen de Ciudad Alfaro, que siempre está impecable. Por eso, subimos directamente en vehículo hasta allá”.

Eso ha repercutido en unos cinco negocios que están cerca del ingreso al paseo lúdico.

Ariel Casanova administra un bar-cafetería en esa zona. Él señala que en el 2014 recaudaba hasta USD 100 diarios por las ventas a los turistas. Pero en el 2016 bajó a USD 50 y desde el 2017 solo ha logrado recaudar esa cantidad en feriados.

Los comerciantes y moradores del sector han pedido en más de cuatro ocasiones a la Alcaldía que realice el mantenimiento del paseo lúdico.

Ángel Muente, director del Departamento de Cultura del Municipio de Montecristi, asegura la obra fue construida por el Ministerio de Cultura como un proyecto complementario para el centro cívico Ciudad Alfaro y fue entregada al Municipio en el 2015.

Sin embargo, el Cabildo no cuenta con un acta de entrega oficial. “No podemos invertir en una obra que en papeles aún no nos pertenece”.

La Dirección Provincial de Cultura de Manabí informó que el acta ya está en proceso y que el Municipio ya tiene la competencia para trabajar.

Muente afirma que -de hacerlo- tendrían problemas legales debido a que uno de los predios del paseo es reclamado por un grupo de personas, que pide una indemnización.

Hace 30 años, en las faldas del cerro vivían unas 90 familias en el asentamiento Kennedy. En invierno había constantes deslizamientos de tierra y las personas debían evacuar. Por eso se determinó la reubicación de esas familias en 1998, que fueron ubicadas a 2 kilómetros del cerro.

Según la Dirección Provincial de Cultura, el caso está en revisión. Por el momento se cotejan los predios con el catastro municipal de la urbe y con los planos de la obra.

Muente afirma que sin tener la competencia total del paseo, sí se ha hecho mantenimiento. 12 funcionarios de varios departamentos municipales trabajan en el área de seguridad y mantenimiento del paseo. Lo hacen como guardias, jardineros y conserjes. “Es un área de 50 000 metros cuadrados. Con ese personal no se alcanza a hacer todo el mantenimiento con pocos materiales, como mangueras y machetes”.

Para agilizar los trabajos de reparación del paseo, el Municipio gestionó recursos con las empresas privadas y ciudadanos de Montecristi.

Hasta el momento se recaudaron USD 10 000, que se invertirán en la reconstrucción de los senderos, el mantenimiento de los espacios verdes, la recuperación de los juegos y la compra de herramientas.

Desde la próxima semana se iniciarán los trabajos de reparación. También se harán con mingas ciudadanas y de empleados municipales.

Además, los estudiantes sembrarán plantas nativas del bosque seco para evitar la erosión en los jardines.

Se prevé que hasta mediados de octubre, el paseo lúdico esté rehabilitado. Para esa fecha se realizará una fiesta cultural en las terrazas de este lugar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)