28 de September de 2009 00:00

Algunos moradores de Chilibulo defienden a supuesto pirómano

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito
 
En la comuna  Chilibulo Alto hay molestias por la captura de José C., acusado de  presunto pirómano del cerro de Ungüí.

 Los comuneros aseguran que las acusaciones que se realizaron contra él son falsas. Incluso señalan que hay testigos de que las cosas no ocurrieron como aseguró el cuidador forestal, Carlos Sigcha, en sus declaraciones.

María C., prima del acusado, dice que ella se acercó a la Policía Judicial para acompañar a su primo,  pero  no pudo hacer nada para ayudarlo. Según ella, el traslado al Centro de Detención Provisional, se dio por las acusaciones de Sigcha sobre el incendio del cerro Chindaló, el 13 de septiembre.

Para la mujer, no es justo que lo acusen de un incendio que él no provocó. Ella cuenta que José C. vive en su casa y trabaja para ella cuidando siete cabezas de ganado en el cerro. El día que lo detuvieron “mi primo estaba cuidando las vacas y mientras fumaba una de ellas se escapó. Él, por salir corriendo, dejó la colilla del cigarrillo en el césped”.
 
Pero, asegura, no fue intencional. “Mi primo actuó así por desesperación. Si una vaca se pierde nos afecta mucho económicamente, dependemos de ellas para vivir”.  Por esa razón, opina que las autoridades está cometiendo una injusticia.

Evelyn C., otra familiar, señala que aunque él cometió un error en dejar prendido el cigarillo, la cantidad de área que se quemó fue mínima. Según ella, no es posible que lo lleven detenido y menos que lo puedan apresar seis años por eso.

Adicionalmente, cree que los Bomberos se están aprovechando de la situación para acusarlo por el incendio del cerro Chindaló.

Para ella y para los vecinos de la comuna, es un abuso contra la gente que no tiene recursos para defenderse. Luis Pilataxi, morador del sector, cuenta que José C. es una buena persona.

 El comunero dice que cuando ocurrió el incendio del cerro Chindaló, José C. se encontraba jugando en un campeonato de fútbol de la comunidad. Según él y otros testigos el joven jugaba de arquero y permaneció toda la tarde en el lugar. “Ese día no subió al cerro porque estábamos celebrando el triunfo del equipo. No entendemos cómo el cuidador puede declarar algo así y cómo se puede llegar a perjudicarlo”.

Segundo Toapanta, otro testigo, manifestó que a más de que es injusto el castigo es perjudicial para el acusado. Según él, José C. era una persona sana que no hacía daño a nadie. “Más bien consideramos que llevándolo allá y dándole una sentencia el muchacho se va a dañar”.

Los cinco  detenidos, liberados

Los cinco presuntos pirómanos que fueron detenidos por la comunidad de Guangopolo fueron puestos en libertad el sábado.

Según datos de la Policía, a los jóvenes les dieron una medida sustitutiva en la que deben presentarse periódicamente a la Policía Judicial.  Eso con el fin  de que rindan las respectivas declaraciones  y el proceso continúe.

Según el juez, no era necesario privarlos de la libertad. Pero, en el caso de que los jóvenes no se presenten en las fechas que la Policía les indique, la instrucción quedaría  sin efecto y se procedería a su inmediata detención.

Los presuntos pirómanos fueron detenidos por la comunidad después de ser hallados en delito flagrante. Este fin de semana se registraron fuertes incendio en el sector de Guápulo, Pifo, Tababela, Inga y en las laderas del Teleférico. Hasta el cierre de esta edición (15:00) no se cuantificaron los daños.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)