17 de julio de 2020 00:00

Montecristi, en Manabí, controla el covid-19 con un programa

Esta semana, las brigadas médicas municipales se desarrollaron en la parroquia rural La Pila, de Montecristi. Foto: cortesía Municipio de Montecristi

Esta semana, las brigadas médicas municipales se desarrollaron en la parroquia rural La Pila, de Montecristi. Foto: cortesía Municipio de Montecristi

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
María Victoria Espinosa
Redactora (I)
mespinosa@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En Montecristi, los casos de covid-19 comenzaron a disminuir desde el mes pasado. En junio se diagnosticaron entre 1 y 5 casos diarios. En abril y mayo hubo de 5 a 16 por día, según la Dirección Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Ministerio de Salud.

Pero, durante la semana del 24 de junio al 2 de julio no se tuvieron pacientes con diagnóstico positivo; y en lo que va de este mes han habido ocho casos.

Desde marzo hasta ayer, 16 de julio del 2020, se contabilizaron 234 contagiados y 134 fallecidos.

Según el alcalde de Montecristi, Washington Arteaga, el virus se ha contenido, tras la aplicación del programa Montecristi contra el covid-19, que se presentó en mayo. Este consistió en la instalación de tres clínicas móviles, conformación de cinco brigadas, toma de 9 000 pruebas rápidas y adquisición de insumos médicos.

El trabajo de campo de las brigadas comenzó el 8 de junio. Estas son las encargadas de detectar los casos de covid-19 y armar los cercos epidemiológicos.

Unos 20 brigadistas, entre doctores, enfermeros y paramédicos del cantón, recorren la zona urbana y rural en busca de personas con síntomas. Ellos han realizado 9 000 pruebas rápidas, que fueron adquiridas por el Municipio.

Fidel Menéndez fue uno de los testeados de esta semana, en el barrio Santa Lucía de la parroquia Colorado. Él presentaba dolor de cabeza, fiebre y problemas para respirar, y por eso decidió aislarse.

Entre la cocina y el patio de su vivienda instaló una pequeña cama con un toldo, para evitar tener contacto con su familia. “Estaba muy preocupado. Siempre me he cuidado, pero al salir a trabajar cualquier descuido puede contagiarnos”.

El martes 14 de julio del 2020, un grupo de brigadistas llegó hasta su casa y le realizó una prueba rápida. El resultado fue negativo.

Gary Burgos, médico de la brigada, afirmó que además de Menéndez también se hizo pruebas a otros vecinos y todos salieron negativo.

A los pacientes les entregaron medicamentos y, en algunos casos, órdenes de exámenes de laboratorio, que se pueden hacer en una de las tres clínicas móviles, instaladas por el Cabildo manabita.

El alcalde Arteaga señaló que las unidades móviles dan atención para enfermedades generales y pediátricas y eso ha evitado que las personas viajen hasta Portoviejo y Manta, que son los cantones con más casos positivos.

Desde la siguiente semana se iniciará con una nueva fase del proyecto para contener el virus. Esa consiste en llevar las clínicas móviles a los sectores donde las brigadas han detectado un foco de contagio.

Con esa medida se busca que las personas reciban atención y que el virus se quede en ese sector y no se propague.

Arteaga afirmó que la curva epidemiológica ha logrado aplanarse, según un estudio que realizó el Municipio. Según ese análisis, al menos el 70% de la población tuvo el virus y ya se recuperó. También, se sugiere que el cantón ya podría pasar a semáforo verde.

Sin embargo, el Comité de Operaciones de Emergencia cantonal (COE) aún debate esa posibilidad, debido a que se deben reformar los protocolos de bioseguridad, para que no haya un rebrote. Luego, se enviará la propuesta a los COE provincial y nacional.

Mauricio Navia, director del programa Montecristi contra el covid-19, afirmó que las brigadas se conformaron para contener las muertes, ya que entre abril y mayo, los poblados rurales de Las Palmas, La Sequita y Pepa de Huso tuvieron una oleada de al menos 100 muertes con sospechas de coronavirus. “No se trataba de evitar contagios, sino de identificarlos para hacer un diagnóstico médico temprano”.

En abril, hubo 249 fallecidos por el virus y por otras causas. En mayo fueron 79 y en junio bajó a 10, cifra que se registraba antes de la pandemia. “Eso no quiere decir que bajemos la guardia. Al contrario, debemos ser más rigurosos”.

Arteaga dijo que Montecristi necesita un hospital. Si bien las medidas han sido exitosas, las clínicas móviles o las brigadas solo funcionan para tratar emergencias, pero se necesita una casa de salud con quirófanos y especialistas.

En contexto

Montecristi es el sexto cantón de Manabí que tiene más contagios. Antes están Portoviejo, Manta, El Carmen, Jipijapa y Pedernales, según el reporte oficial. En esta jurisdicción habitan 107 000 personas, según las proyecciones al 2020 del

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)