27 de febrero de 2020 00:00

Monserrat Creamer: ‘No solo la escuela debe resolver males de toda la sociedad’

Entrevista a Monserrat Creamer, ministra de Educación. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Entrevista a Monserrat Creamer, ministra de Educación. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 9
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Mariela Rosero

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Entrevista a Monserrat Creamer,  ministra de Educación.

Frente a los diversos casos de violencia que se producen entre alumnos y también de parte de profesores en los planteles, ¿qué acciones emprende el Ministerio?

El 60 y pico por ciento de casos de violencia que hemos registrado no suceden en la escuela. Hay una fuerte descomposición social; por ejemplo, en la Costa, más que en la Sierra, sabemos de familias que inducen a los chicos a comercializar la droga H, que cuesta USD 0,25, pero que produce adicción desde la segunda toma. Frente a fuertes problemas sociales resulta indolente que se le pregunte al sistema educativo qué está haciendo solo para solucionar problemas que le atañen a toda la sociedad.

¿A quiénes más hay que preguntarles?


A las familias, a los medios y a los políticos, ahora que entramos en un año preelectoral. Que digan cuáles son las propuestas de solución frente al ciberacoso o para que los chicos crezcan en ambientes de bienestar emocional. Nos preocupa cómo la sociedad se lava las manos y hasta cierto punto demandan, acusan y desinforman sobre el sistema educativo nacional, que hace un esfuerzo magnánimo por mantener a los niños seguros en las escuelas.

Está clara la responsabilidad de las familias. Pero en las escuelas no activan protocolos, por ejemplo, cuando un niño venezolano resulta con el rostro lastimado, tras ser empujado por un graderío.

Seguimos protocolos, a veces no nos queda sino seguir protocolos de investigación. A veces ponemos una denuncia en Fiscalía pero eso tapa la verdad. Se dice que un niño fue maltratado en la escuela y resulta que al final no fue así, viene maltratado de su casa.

Pero también tienen profesores que maltratan, según sus padres de familia y otros docentes.

Hay de todo. Se debe investigar porque los docentes tienen un honor y un prestigio, están dedicados por completo a la educación y más bien se les ha endilgado la responsabilidad completa. Sí es cierto que debemos tener cero tolerancia. Y si hay pruebas de que realmente se cometió una infracción o vulneración de derechos, se lo separará inmediatamente. Y ese caso pasará a la Fiscalía General.

Al exministro Augusto Espinosa se le acusa de haber cuidado del honor de profesores. Y de no hacer públicos los casos de abusos. ¿Pasa otra vez?

No. Esos fueron casos un poco más graves, fueron casos que no se abordaron, ahorita estamos en otra realidad.

¿Cómo están manejando casos como el de la docente acusada de amarrar y amordazar a su clase? Hay un informe de una psicóloga del IESS sobre uno de los niños. Y la queja de que ella irrumpió, incluso, en su consulta.

Ese caso no quisiera tocarlo, no por no afrontarlo.

¿Y el plantel en donde ocurrió supuestamente este hecho no requiere una intervención? En el 2018, un inspector golpeó con un palo a sus alumnos.

No creo que solo ese colegio necesite una intervención. Todos son evaluados. Son 170 000 docentes fiscales, nunca se habla del sector particular, donde también hay unos 60 000 profesores. No quiero minimizar el hecho pero si en una familia de cuatro personas hay conflictos permanentes ni imaginar lo que pasa en un país. Tenemos 4,5 millones de estudiantes; son nueve millones de padres, más los abuelos.

La violencia es un problema de la sociedad ecuatoriana, ¿pero cuál es la responsabilidad del sistema educativo?

Lo que les digo es que no puedo prometer que no habrá ni un solo caso más.

¿Qué papel tiene la familia y cómo están involucrándola?

Tratamos de transformar el modelo pedagógico, para que la familia esté más vinculada, partimos de la urgencia de volver a construir una cohesión social, con participación de todos, donde la propia familia sea veedora. Casos como el de ese colegio suceden y de golpe se enteran los padres. No desconfío de ellos, pero algo pasó también en la comunicación con la familia, para que 28 niños hayan sido torturados dos años y no se entere su entorno.

¿Pudieron estar amedrentados por un adulto?

Una persona, pero no sé si un curso de 28 niños. Estamos investigando. Pero debemos mirarnos al espejo, en el sentido de la responsabilidad de cada uno. ¿Qué puede estar pasando (en sus casas) para que esos niños no comuniquen a diario situaciones que sienten dolorosas e incómodas en el ambiente educativo.

¿Las escuelas no deberían proteger a cada niño?

¿Crees que no me duele cada caso que ocurre en el país? Ocurren, pero no porque no estemos haciendo nada mañana, tarde y noche desde el Ministerio de Educación.

¿No es necesario sancionar a los funcionarios de Educación involucrados en casos de violencia?

Totalmente necesario, pero siempre dan cifras negativas que despiertan pánico y tensión colectiva. Quisiera que den cifras positivas. Ecuador se ha declarado país inclusivo, con más de 45 000 migrantes. Ingresan sin condicionamientos, más allá de que un niño le haya hecho ‘bullying’ a otro, son cosas inevitables, por más que vigilemos.


Trayectoria. 

Doctora en Educación por la U. Autónoma de Madrid. Máster por Alabama University. Catedrática. Y ministra desde los últimos días de junio del 2019.
Pensamiento. Buscamos transformar el modelo pedagógico para que la familia esté más involucrada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (2)