28 de abril de 2017 21:53

Monseñor Arellano afirma que Gobierno de Correa deja 'un mal sabor de boca'

En 2004, Eugenio Arellano acompañó una marcha de los obreros esmeraldeños. Foto: Archivo / EL COMERCIO

En 2004, Eugenio Arellano acompañó una marcha de los obreros esmeraldeños. Foto: Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 30
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 59

Ana María Carvajal. (I)

En su primera aparición como líder de la Iglesia Católica en Ecuador, monseñor Eugenio Arellano deseó éxito en sus funciones al presidente electo, Lenín Moreno, este viernes 28 de abril del 2017.

Pero al referirse al presidente saliente, Rafael Correa, dio que dejaba “un mal sabor de boca por favorecer única y exclusivamente el partido único”. Según Arellano, un país en esas condiciones, “se presta a muchas cosas desagradables”.

Aunque reconoció que Correa ha tenido aciertos, Arellano considera que la voz del pobre no es escuchada y que solo ocurre si “su voz se junta a millones de voces”.

Por eso es partidario de que se fomente y se fortalezca un pluralismo sano en el país, donde cada uno “tenga su derecho a tener sus opciones y a expresarlas con plena libertad, sin represalias de ningún tipo”.

La Conferencia Episcopal Ecuatoriana publicó en su página web un mensaje en el que se resume lo que los obispos conversaron en la CXLI Asamblea Plenaria Electiva. Esta se llevó a acabo entre el 24 y el 28 de abril, en Betania, en las afueras de Quito.

La Iglesia expresa su estima y respeto a los nuevos Presidente, Vicepresidente y asambleístas, tras la proclamación de resultados definitivos. “Deseamos promover un clima de diálogo que acoja las opiniones y las propuestas de todos los ciudadanos. En este renovado clima social encontrarán su propio cauce todos los anhelos de cambio y libertad”, reza el documento.

Además, la Conferencia se compromete a colaborar en la promoción de políticas públicas que promuevan el respeto a la vida, el cuidado de la familia, la justicia social, la solidaridad con los desposeídos y el cuidado del medioambiente.

El nuevo Consejo de Presidencia de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana está conformado por monseñor Eugenio Arellano, Obispo Vicario Apostólico de Esmeraldas, como presidente; monseñor Luis Cabrera, Arzobispo de Guayaquil, como vicepresidente; monseñor René Coba, Obispo Castrense, como secretario general y padre Mauro Cuevas, como secretario general adjunto. Esta directiva permanecerá a cargo de la Iglesia durante tres años.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (7)