2 de noviembre de 2019 00:00

El 2020 se prevé monetizar CNT, Banco del Pacífico y Sopladora

El ministro de Finanzas, Richard Martínez, presentó la Proforma el jueves 31 de octubre del 2019. Foto: archivo / EL COMERCIO

El ministro de Finanzas, Richard Martínez, presentó la Proforma el jueves 31 de octubre del 2019. Foto: archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 76
Triste 4
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 30
Mónica Orozco
y Patricia González  
(I)

La Proforma 2020 de USD 35 499 millones, presentada el jueves 31 de octubre del 2019, casi no tiene variación en comparación con la del 2019. Ese rubro incluye la importación de derivados.

Fausto Ortiz, analista económico, destaca que el presupuesto no contemple las propuestas presentadas en el proyecto de ley económica, que se debate en la Asamblea Nacional. La caja fiscal tendría más liquidez si se aprueba el proyecto, con las propuestas presentadas por el Gobierno.

Considera, además, que el precio del petróleo (USD 51,30) con que se calcula el presupuesto es moderado, lo que da una holgura leve para el próximo año.

No obstante, le preocupa que por cuarto año consecutivo se incluya la concesión o venta de activos del Estado, como ingreso permanente, cuando es un monto que solo se va a recibir una vez. Además, señaló que la monetización de activos prevista para este año por USD 1 000 millones no se cumplió.

Para el próximo año, el Gobierno estima necesidades de financiamiento por USD 6 665 millones para cubrir parte del gasto público y el pago de deudas anteriores.

Ortiz cree que los requerimientos para el próximo año serán mayores, cercanos a los USD 8 900 millones, que es la suma del déficit más las amortizaciones de deudas.

Para poder contar con financiamiento, el Gobierno deberá sentarse con el Fondo Monetario Internacional a revisar el acuerdo. El siguiente paso será formalizar el diálogo con los multilaterales, dijo el ministro Richard Martínez, en la presentación de la Proforma, que hizo el pasado jueves en el Ministerio de Finanzas.

Un ajuste al gasto público de USD 701 millones

La Proforma 2020 presenta una reducción en el gasto por salarios de USD 455 millones. Además, plantea reducir USD 246 millones en arriendos, seguridad, compra de papel, limpieza, entre otros rubros. El cumplimiento de esta meta será un desafío considerando lo complejo que le ha resultado al Fisco bajar sus egresos durante este año. Hasta el mes pasado solo se redujo el gasto en remuneraciones del sector público en USD 107 millones, aunque cabe destacar que es la primera vez en los últimos años que se logra una reducción. El pago a los burócratas representa más de un tercio del gasto.

Otro rubro importante son los egresos destinados a la inversión, que el próximo año tendrán un incremento del 11%. Por otro lado, el Fisco tendrá que hacer un esfuerzo importante para cubrir el pago de intereses de la deuda pública (sin contar capital), que ascenderán USD 3 390 millones y que casi iguala al total de la inversión pública. Con ese monto prácticamente se podría duplicar el presupuesto destinado al Ministerio de Salud en el 2020.

USD 2 000 millones por traspaso de activos públicos

La principal fuente de ingresos del Gobierno será la recaudación de impuestos, aunque se prevé una baja del 6%, respecto a la Proforma 2019. Sin embargo, la ejecución podría mejorar el siguiente año, de aprobarse la propuesta del Gobierno de reforma económica, que contempla un aumento por tributos de 737 millones.

Además, el Gobierno espera para el próximo año USD 2 000 millones, producto de la concesión de la administración o venta de bienes públicos.

Los activos que espera transferir el Estado son Sopladora, Corporación Nacional de Telecomunicaciones y Banco del Pacífico. El Ministro de Finanzas, Richard Martínez, reconoció que son procesos que toman tiempo, pero dijo que están “positivos” y que se puede lograr la transferencia de estos tres activos el próximo año. Los procesos incluyen elaboración de las bases de los concursos, búsqueda de interesados, valoración del activo y definición de mecanismos legales. Este año el Gobierno esperaba USD 1000 millones en monetización de activos, que no se consiguieron.

Revisión del acuerdo con el FMI para financiamiento

El Fisco tendrá que buscar USD 6 665 millones en el 2020 para cubrir parte de los gastos y el pago de la deuda. El monto es menor a los cerca de USD
9 000 millones que se necesitan este año. El ministro de Finanzas, Richard Martínez, dijo que dentro de este rubro están contemplados la emisión de bonos externos, créditos con los multilaterales, la búsqueda de recursos en el mercado local con la colocación de papeles y otros. Para poder contar con financiamiento, el Ecuador se sentará a revisar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Martínez señaló que la Proforma se ha trabajado de tal manera que el país tenga la capacidad de cumplir con los acuerdos alcanzados con el Fondo. El siguiente paso será formalizar el diálogo con los multilaterales. En estos días se llevaron a cabo conversaciones con esos organismos. El funcionario destacó la voluntad positiva del FMI de acompañar el esfuerzo de Ecuador, que tuvo que recalibrar su plan porque no se cumplió con la eliminación de subsidios a los combustibles, contemplada en el Decreto 883.

El ahorro en subsidios se estima en USD 657 millones

La Proforma 2020 contempla una política pública para focalizar los subsidios. El ministro de Finanzas, Richard Martínez, dijo que se espera un ahorro de USD 657 millones en esta transferencia durante el 2020, aunque aclaró que la cifra va a depender de cómo avanza el diálogo con los sectores sociales. El funcionario explicó que la cifra se logró a partir de varios escenarios que están analizándose, aunque todavía no hay una definición concreta.

El monto es menor a lo que se esperaba: USD 1 400 millones por la eliminación del subsidio al diésel y la gasolina extra, determinados en el Decreto 883, que finalmente fue derogado, tras las protestas que prácticamente paralizaron por 11 días al país, en octubre. El Presidente dijo el jueves anterior que no se emitirá un nuevo decreto hasta que no finalicen las rondas de conversaciones con las distintas organizaciones y gremios. Martínez señaló que los grupos sociales plantearon considerar como aspecto “sensible” el uso de camionetas, motos y maquinaria en el sector productivo.

El Gobierno prevé aumentar el gasto en bonos sociales

El Gobierno prevé incrementar los gastos en bonos en USD 352 millones. El gasto destinado a desarrollo social, a través de los bonos, tendrá un alza considerable. Estas ayudas se entregan a grupos vulnerables: familias de bajos ingresos, personas con discapacidad, adultos mayores, entre otros. Para el siguiente año también se financiará un bono para niños y adolescentes en situación de orfandad, por víctimas de feminicidio. Estas ayudas también incluyen programas sociales como Misión Ternura y Mis mejores años, que cubren a niños y a adultos mayores con el fin de mejorar la calidad de vida de estos grupos en condiciones vulnerables.

El Gobierno espera destinar el próximo año USD 1 123 millones en subsidios de desarrollo social, es decir, USD 352 millones más que lo previsto para este año en esos rubros. El Gobierno ha señalado que el ahorro que se alcance con la optimización del gasto público (USD 701 millones, principalmente en masa salarial) será destinado a temas sociales.

USD 89 millones más para pensiones del Seguro Social

Para este año están previstos USD 1 331 millones para el aporte estatal del 40% a las pensiones del Seguro Social. El monto representa un incremento de USD 89 millones en relación con lo presupuestado para el 2019.

Desde este año, el Gobierno incluyó nuevamente en el presupuesto la contribución del 40% para pensiones, tras una sentencia de la Corte Constitucional que declaró la inconstitucionalidad de un artículo de la Ley de Justicia Laboral, vigente desde abril del 2015, que sustituía el aporte estatal por un subsidio que debía ser aplicado únicamente cuando el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) no contara con los recursos económicos para cubrir las obligaciones en curso de pago. Esta medida desfinanció al fondo de pensiones.

La contribución que se presupuestó para el 2019, por USD 1 242 millones, corresponde a la mitad de lo solicitado por el IESS y excluyó el gasto por atenciones médicas que por ley deben ser cubiertas por el Estado. Solo por pensiones, el Seguro Social calculó USD 1 754 millones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (68)
No (47)