14 de octubre de 2020 00:04

Mipymes ecuatorianas, golpeadas por deudas del Fisco; Gobierno pagó facturas a 17 000 proveedores

El presidente de la República, Lenín Moreno, se reunió ayer con representantes de contratistas impagos. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

El presidente de la República, Lenín Moreno, se reunió ayer con representantes de contratistas impagos. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Evelyn Tapia y Vanessa Silva

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En julio del 2020 comenzaron los plantones. Con carteles y consignas, un grupo de pequeños y medianos proveedores del Estado pedía, a las afueras del Ministerio de Finanzas, en Quito, el pago de deudas vencidas.

Los proveedores se quejaban porque desde marzo, y en algunos casos desde el 2019, registraban facturas impagas. El Gobierno ofreció cancelar con bonos a plazos de hasta siete años, pero la mayoría no aceptó.

Este mes finalmente Finanzas se puso al día con una parte de esa deuda al pagar ayer USD 285 millones, que corresponden a 41 400 facturas de
17 000 micro, pequeños y medianos negocios (mipymes). El anuncio lo hizo el ministro de Finanzas, Mauricio Pozo, en un evento en Carondelet.
Santiago García, asesor de Consorcio Hospitalario, miembro del grupo de contratistas impagos, indicó que se pagó la totalidad de deudas con los negocios a los que les debían facturas de hasta USD 500 000, acumuladas hasta agosto pasado.

García explicó que todavía hay facturas por cobrar que datan del 2019. “Los que no han recibido sus pagos son negocios con deudas antiguas, no procesadas por temas administra­tivos”, comentó.

Pozo informó que el pago fue posible luego de que el pasado 2 de octubre el Fondo Monetario Internacional (FMI) hiciera un primer desembolso, de USD 2 000 millones, como parte del programa de ayuda económica acordado con Ecuador. Se buscó dar prioridad a las mipymes, pero la totalidad de la deuda se pagará hasta finales del 2020, según el Ministro.

Gustavo Ruiz, presidente de la Cámara de la Pequeña Industria de Pichincha (Capeipi), comentó que los atrasos golpearon principalmente a las mipymes, debido a que no tienen músculo financiero o ahorros para esperar seis, 10 o más meses por el pago de las facturas del Estado.

Los negocios más afectados -añadió- fueron los que participaron en la modalidad de subasta inversa, en la que el Estado busca pagar el menor precio, y las empresas ganan baja utilidad. “Con tantos meses de atraso, las empresas tuvieron que endeudarse, pagando tasas de 15% o más en el sector financiero. Al final, los proveedores están cobrando a pérdida, aunque es peor no cobrar”, mencionó.

Héctor Dávila, representante de una empresa de servicios de limpieza, recibió la semana pasada los USD 49 000 que le debía el Gobierno desde marzo. El dinero le va a servir para pagar las deudas que adquirió para no quebrar.

“Pedí dinero a conocidos y a amigos, porque no podía conseguir crédito en bancos. Me endeudé para estar al día con la Seguridad Social y el Servicio de Rentas Internas. Ahora que me paga el Estado recién podré pagar el decimocuarto sueldo a mis trabajadores”, cuenta.

Dávila lamenta que por los atrasos en pagos a sus trabajadores y desvinculaciones que tuvo que hacer, ahora enfrenta demandas laborales y ha tenido que gastar dinero en abogados.

La queja de Maribel Naranjo, propietaria de SL Medical, es porque la factura de USD 140 000 que se arrastra desde noviembre del año pasado no se le ha cancelado. Su empresa está en quiebra. “Si me pagan, al menos podré pagar una parte de las deudas de las tarjetas de crédito que tuve que usar durante este año para subsistir”.

Freddy Godoy, propietario de una firma proveedora de servicios logísticos y de eventos, también quebró. Dice que le deben USD 100 000 desde el 2019. Tuvo que vender camiones y activos que usaba en su negocio para enfrentar la crisis.

El Ministro de Finanzas añadió que con los recursos que están por llegar de la banca china y del Banco Mundial, hasta diciembre, se espera pagar la totalidad de los atrasos con universidades, gobiernos locales, entidades de la seguridad social, entre otros.

“La idea es ponernos al día en todos los atrasos y entrar en el 2021 con compromisos normales de ese año”, mencionó Pozo.

Hasta ayer se registraban atrasos por USD 2 946 millones (incluidos los intereses no pagados de la deuda, que fueron reestructurados).

Ayer 13 de octubre del 2020, Jorge Wated, presidente del Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), informó que Finanzas pagará USD 600 millones en efectivo y 800 millones en bonos del Estado para saldar la deuda que arrastra desde octubre del año pasado, por incumplimiento del aporte del 40%. Los recursos en efectivo también son parte del ­desembolso del FMI.

Según el funcionario, el acuerdo con el Fisco se firmará en estos días.
Los bonos tendrán plazos de 5, 10 y 15 años, con una tasa de interés por encima del 7,5%, informó Wated.

Añadió que se analiza si el mecanismo de entrega de los papeles será por pago directo. La segunda opción consiste en que el Ministerio de Finanzas cancele en efectivo y el IESS invierta en bonos estatales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)