9 de octubre de 2018 20:50

Ministro: ‘70 y 80 es un precio razonable’

La meta del Gobierno es cerrar este año con una producción de 540 000 barriles diarios. Actualmente produce 518 320. Cortesía Petroamazonas

La meta del Gobierno es cerrar este año con una producción de 540 000 barriles diarios. Actualmente produce 518 320. Cortesía Petroamazonas

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 10
Mónica Orozco
Jorge González

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Ecuador, el miembro más pequeño de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), cree que un monto por barril de crudo de entre USD 70 y 80 es un precio razonable.

La semana pasada la cotización del WTI, que sirve de referencia para la venta del crudo ecuatoriano, alcanzó USD 75 por barril e incluso algunas voces del mercado hablaron de la posibilidad de que llegue a los 100 antes de fin de año. Ayer cerró en USD 74,29.

Entre las razones están las sanciones que Estados Unidos anunció que aplicará a Irán desde el próximo 4 de noviembre y que implicarán la salida del mercado de entre 500 000 y 2 millones de barriles diarios de petróleo. A esto se suma la caída de la producción de crudo de Venezuela.

Se prevé, según un reporte de Eleconomista.es, que EE.UU. ralentice el crecimiento de su producción de fracking (fracturación de roca de esquisto para obtener hidrocarburo) por limitaciones técnicas, ya que el rápido crecimiento de la producción colapsó sus oleoductos. Todo esto, mientras la demanda sigue creciendo de manera sostenida.

Un precio de USD 100 es un escenario ideal para países productores de petróleo, cuyos ingresos dependen de la venta del hidrocarburo.

Pero el ministro de Energía de Ecuador, Carlos Pérez, dice no “ser tan optimista” respecto de la evolución del mercado de precios del petróleo.

“Depende con quién converse (sobre la proyección de precios). Van desde USD 70, 80 y hay algunos bancos que están proyectando hasta 100. Yo no soy muy optimista en ese sentido, pero creo que entre 70 y 80 es un número razonable”, indicó el Ministro.

Miriam Grunstein, analista y académica del Instituto James Baker de la Universidad de Rice, calificó a las afirmaciones de que el crudo llegará a USD 100 como “temerarias”. “Decir que el precio subirá 25% porque se retirarán 2 millones de barriles del mercado no me parece responsable”, dijo en una reciente entrevista con CNN.

La experta argumentó que para llegar a esos niveles debería ocurrir “otra crisis de oferta”, que por ahora no se está configurando.

Advirtió que otros actores del mercado, como Arabia Saudita o incluso países por fuera de la OPEP -como Brasil o Rusia- pueden llenar el espacio que deje Irán.

De hecho, Arabia Saudita ofreció el jueves pasado reemplazar la producción iraní que salga del mercado.

El precio del crudo es una variable clave para Ecuador, ya que determinará la cantidad de ingresos con los que contará el Fisco para afrontar sus gastos el próximo año.

El Ministerio de Finanzas debe presentar hasta el próximo 1 de noviembre la Pro forma presupuestaria del 2019 para su aprobación en la Asamblea.

Walter Spurrier, director de la publicación económica Análisis Semanal, cree que el país debe ser prudente en el momento de definir las cifras petroleras, considerando que el mercado energético atraviesa una situación coyuntural de altos precios.

“La cotización actual es un problema, porque el presupuesto se ha hecho durante los últimos años en función del precio del petróleo que ese momento marca el mercado de futuros”.

Otro factor que se debe tomar en cuenta, según Spurrier, es que el Ecuador acumuló deuda con sus contratistas petroleras en los años de precios bajos, por lo que aún se deben hacer importantes transferencias.

Con ello, es de prever que el Fisco reciba menos ingresos petroleros. “No nos deslumbremos con el nuevo precio”, consideró.

El único año en el que el Fisco le acertó al precio del petróleo en la última década fue el 2016, cuando consideró para la Pro forma un valor de USD 35 por barril y el crudo se vendió a ese promedio.

La producción petrolera nacional no ha acompañado a la alta cotización. Entre enero y septiembre de este año el bombeo nacional de crudo (privado y público) cayó 3,5% frente a iguales meses del año pasado. Solo la pública se redujo 5%.

El Gobierno busca levantar esas cifras con inversión privada. El viernes pasado firmó seis contratos con empresas petroleras que comprometieron USD 1 622 millones.

El ministro Pérez dijo, el viernes pasado, que esperan terminar el 2018 con una producción diaria de 540 000 barriles de petróleo y el próximo año, con 590 000.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (26)
No (0)