23 de febrero de 2021 13:59

Militares y policías intentan controlar el motín en la cárcel de Cuenca

Más de 400 uniformados se han desplazado en los exteriores e interior del centro penitenciario para intentar controlar el amotinamiento. Foto: cortesía.

Más de 400 uniformados se han desplazado en los exteriores e interior del centro penitenciario para intentar controlar el amotinamiento. Foto: cortesía.

valore
Descrición
Indignado 12
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 0
Lineida Castillo

Ha transcurrido más de tres horas y los militares y policías no han podido controlar el amotinamiento en el Centro de Rehabilitación Social Turi de Cuenca. En la mañana se habló de dos fallecidos, pero el gobernador, José Jaramillo, dice que podrían ser más y que también heridos.

El ataque empezó a eso de las 09:15 en el pabellón de “máxima especial” que acogía a unas 50 personas.

Según la esposa de un privado de la libertad, a ese sitio llegaron varios internos armados y con motosierras rompieron las puertas de metal y atacaron a sus compañeros.

Desde adentro pedían auxilio y clamaban que corten la energía eléctrica para impedir el uso de las herramientas eléctricas, pero no lo consiguieron, contó la mujer que visitaba a su esposo. De allí se generó el alboroto y amotinamiento.

Las visitas fueron llevadas hacia una sala y evacuadas en grupo.

Más de 40, de los supuestos atacantes, se tomaron la azotea de la cárcel y desde ese espacio arengan, queman prendas y hasta se escucha detonaciones. Los A eso de las 11:00, los policías ocuparon la parte más alta de la azotea y desde allí lanzaban bombas lacrimógenas a los internos, para someterlos.

Desde las montañas colindantes, donde hay viviendas, los vecinos ven con angustia esas escenas.

La zona fue declarada en máxima alerta. Se cerraron las vías de acceso al centro penitenciario y se redobló la seguridad con personal de Policía Nacional de los grupos especializados del GOE, GIR, HUMO, UER y motorizados.

Según el Gobernador, hay personal del Ejército al interior del centro penitenciario para intentar poner orden.

Las ambulancias del Ministerio de Salud Pública y de la Cruz Roja ingresan y salen del sitio a cada momento.

También llegó un vehículo de la Policía de Criminalística.

Son más de 400 uniformados desplazados en los exteriores e interior del centro penitenciario, pero la situación no ha podido ser controlada. Un helicóptero sobrevuela la zona.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (3)