14 de septiembre de 2018 00:00

Militares de la Aviación investigados por hallazgo de droga en aeropuerto de Manta

El comandante de la FAE, Patricio Mora, habló sobre las personas detenidas por el tema de narcotráfico. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El comandante de la FAE, Patricio Mora, habló sobre las personas detenidas por el tema de narcotráfico. Foto: Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 114
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 7
Redacción Seguridad

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La droga tenía como destino México. Era una tonelada, pero tras la operación en contra de las mafias, agentes decomisaron el cargamento ilegal y detuvieron a dos personas.

Luego de la incursión, Antidrogas determinó que los sospechosos son militares en servicio activo que pertenecen a la Fuerza Aérea Ecuatoriana.

Las primeras alertas de lo que ocurría se difundieron un poco antes de las 09:00 de ayer 13 septiembre del 2018.

El Ministerio de Defensa anunciaba una intervención del máximo jefe de la FAE, Patricio Mora. A la misma hora, el Ministerio del Interior convocaba a otra conferencia.

En ambos edificios se difundió igual información: la droga fue descubierta en el aeropuerto de Manta, los sospechosos tienen el grado de sargento segundo y cabo primero de Aviación, y ambos están sometidos a una indagación.

En el complejo militar de La Recoleta, el Jefe de la FAE se paró solo ante las cámaras y en dos minutos y medio entregó datos de cómo operaron los militares sospechosos. “De forma subrepticia, un camión civil, conducido por el sargento segundo de Aviación Marcelo M. y el cabo primero de Aviación Carmelo E., ingresó al aeropuerto de Manta. A las 22:00 (del martes), Fiscalía y Policía entraron a la zona de Bomberos para detener al conductor y a su acompañante”.

Este Diario accedió a un documento en el que se detalla que tras reportar el ingreso del automotor, los uniformados allanaron el lugar y los dos soldados intentaron fugarse.

El informe da otro dato: “En el lugar se encontró un camión color blanco, en el que luego de una inspección minuciosa se hallaron sacos de yute cubiertos de arena, conteniendo 990 paquetes con el logotipo 10, que tiene un peso bruto de 1 144 200 gramos de cocaína (1,14 toneladas)”.

Casi al finalizar su intervención, el Comandante de la FAE habló de un “hecho aislado”.

Por eso se le planteó esta pregunta: ¿Puede ser un hecho aislado si se han reportado otros casos de droga que involucran a militares? El oficial respondió: “Es un tema que está en curso en la Fiscalía y no puedo dar mucha información”.

En abril pasado, un militar de la seguridad personal del presidente Lenín Moreno fue detenido por presuntos vínculos con el narcotráfico.

Se trataba de un sargento de la Armada que fue investigado por la Policía desde hace seis meses. En ese tiempo se determinó que era parte de una organización que trasladaba droga desde Esmeraldas para distribuirla en Guayaquil.

En agosto también fueron detenidos dos soldados que llevaban droga en medio de cajas de electrodomésticos.

El personal militar habría conducido el automotor cargado de droga. Miembros de Antinarcóticos y un can adiestrado que operan en Sucumbíos revisaron el vehículo y hallaron dentro de los artefactos 220 paquetes de marihuana. Los dos casos son indagados.

Ayer 13 de septiembre, minutos después de que el Jefe de la FAE hablara en el Ministerio del Interior, se presentaron su titular, María Paula Romo, y jefes policiales.

El comandante de la Policía Antidrogas, Carlos Alulema, reveló que el seguimiento a esta banda duró “varios meses” y que los dos militares capturados lideraban un grupo ilegal.

Romo fue más allá y aseguró que “el narcotráfico permea las instituciones públicas”. Luego dijo: “El narcotráfico rompe los esquemas de las personas e instituciones. La política institucional es luchar contra la corrupción”.

Ricardo Camacho, un investigador que ha seguido el tema de la violencia en el Ecuador, advierte que es primordial que los militares que están en la frontera norte pasen por el detector de mentiras y las pruebas de su patrimonio. “El señor Ministro de Defensa sabe que si tiene 3 000 hombres en la Fuerza de Tarea-Esmeraldas se van a contaminar algunos elementos. Por eso son importantes las pruebas”.

Entre enero y el 26 de agosto del 2018, los uniformados han decomisado 53 toneladas de droga en el país. La mayor incautación se produjo en el 2016: 110 toneladas.

Los policías seguirán con los controles. Los militares advierten algo parecido. Por ahora, la FAE realiza investigaciones internas, pues los dos uniformados sospechosos no laboraban en el lugar de la captura. Por eso se tratará de resolver cómo ingresaron al Ala de Combate Nº 23.

Allí hubo calma ayer 13 de septiembre. Dos militares impedían el paso a personas no autorizadas.

Cerca de las 18:00, la Fuerza Aérea emitió un comunicado y rechazó las afirmaciones de que la Base Aérea de Manta “es un centro de acopio temporal de drogas”. “Si bien el agente fiscal y los agentes antinarcóticos de la Policía ingresaron a las instalaciones militares por la pista del aeropuerto de Manta y no por el ingreso a la Base, las autoridades dieron todo su apoyo y colaboración”.

El comandante de la FAE, quien lamentó el hecho, aseguró que prestará las facilidades para que la Fiscalía realice las investigaciones. “La sociedad debe tener la certeza de que no habrá impunidad para ningún funcionario”, dijo Romo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (57)
No (9)