21 de June de 2009 00:00

Miles de personas en España repudian los ataques de ETA

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Bilbao. DPA

Miles de personas acudieron ayer   a la manifestación que se celebró en Bilbao (en el norte de España), en  repulsa por el atentado del viernes que mató al inspector de la policía Eduardo Puelles García, asesinado por ETA.



825 muertes
han sido atribuidas a ETA durante los últimos 40 años en el País Vasco y toda España.La marcha cerró  una jornada emotiva, en la que tuvo lugar el entierro del policía. A los funerales en la iglesia de San José de la Montaña, en Bilbao, asistieron el Príncipe de Asturias, heredero de la Corona española, y su esposa Letizia,  así como la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, entre otras autoridades nacionales y del País Vasco.
Los restos mortales de Puelles llegaron a la iglesia entre el aplauso de cientos de personas que abarrotaban las calles aledañas.

En el acto participaron, entre otros miembros de la policía regional, la Ertaintza y el Cuerpo Nacional de Policía, al que pertenecía la víctima, un inspector especializado en la lucha antiterrorista. A mediodía, antes de los funerales, cientos de personas se congregaron en silencio en diversas ciudades
de España  para condenar el ataque.

Convocada por el  Gobierno vasco, la manifestación de Bilbao estuvo encabezada por los hijos de Puelles, que marcharon acompañados de otras víctimas del terrorismo, portando la pancarta “Por la libertad- Askatasuna”.

Puelles, un policía de 49 años, casado y con dos hijos, es la primera víctima mortal desde que el socialista Patxi López asumiese en mayo las riendas del Ejecutivo vasco, que ha sido amenazado directamente por ETA.

Al término de la manifestación intervino el ‘lehendakari’ López, quien advirtió a los terroristas: “Se acabó la impunidad, se acabó la arrogancia de quienes utilizan el argumento del amparo velado de la capucha”. El líder socialista comenzó su intervención con un poema en euskera,  que él mismo escribió y leyó en castellano.

Expresó su solidaridad con la viuda y los hijos del policía asesinado e hizo un llamamiento para que el conjunto de la sociedad vasca rechace de forma unánime este tipo de atentados.
Posteriormente intervino de forma emotiva la viuda del policía asesinado. Con rabia y dolor contenidos afirmó: “Lo único que han conseguido es dejar dos huérfanos y una viuda.  Gracias a Dios hay mucha gente como mi marido y no van a conseguir nada más”.

Eduardo Puelles fue asesinado la mañana del viernes en Arrigorriaga, una localidad cercana a Bilbao, con una bomba adherida a su vehículo, que detonó cuando la víctima salía a trabajar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)