30 de junio de 2018 21:55

Marcha OrguYo 2018 llenó el Centro Histórico de Quito de alegría y colores

Entre sonidos de tambores, música de fiesta, silbatos y mucha algarabía los presentes dela marcha del OrguYo avanzaron para demostrar que están alegres de ser quienes son. Foto: Galo Páguay / EL COMERCIO

Entre sonidos de tambores, música de fiesta, silbatos y mucha algarabía los presentes dela marcha del OrguYo avanzaron para demostrar que están alegres de ser quienes son. Foto: Galo Páguay / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 66
Triste 1
Indiferente 5
Sorprendido 0
Contento 37
Redacción Sociedad

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Por segundo año consecutivo, las calles del Centro Histórico de Quito se llenan de color y un espíritu de fiesta. La Marcha del Orgullo Lgbti inició su trayectoria en la Plazoleta Simón Bolívar del Parque de La Alameda y recorrió la calle Guayaquil hasta llegar al Parque Cumandá. Entre sonidos de tambores, música de fiesta, silbatos y mucha algarabía los presentes avanzaron para demostrar que están alegres de ser quienes son.

Antes de que la marcha partiera, se vieron parejas diversas y fotógrafos que buscaban capturar su esencia.

Estuvieron presentes también 'drags' con sus mejores galas, mujeres cubiertas de banderas con el arco iris, padres con sus hijos e hijas adolescentes. El ambiente solo invitaba a la celebración de los presentes, a mostrarse abiertamente.

Por segundo año consecutivo, las calles del Centro Histórico de Quito se llenan de color y un espíritu de fiesta. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Por segundo año consecutivo, las calles del Centro Histórico de Quito se llenan de color y un espíritu de fiesta. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO


Hugo Núñez, presidente del Comité Organizador de OrguYo 2018, indicó que en esta edición de la marcha se tenía tres objetivos. El primero era celebrar los logros alcanzados. En este punto, se refirió al caso de Satya y la decisión de la Corte Constitucional para determinar que es su derecho ser inscrita en el Registro Civil con el apellido de sus dos madres.

El segundo pilar de la marcha fue recordar a la sociedad que la comunidad Lgbti existe y es parte de la ciudad, así como visibilizar sus peticiones: no más derechos o menos deberes, sino alcanzar los mismos derechos que todos los ciudadanos ecuatorianos. Y el tercero fue brindar un espacio de expresión para los miembros de la comunidad. Núñez comentó que no siempre es fácil para las personas lgbti disfrutar o ser parte de los lugares del Centro, entonces la idea fue abrir este espacio público para que las personas lo sientan como propio.

Antes de que parta la marcha, el cielo se nubló a la altura de La Alameda. Pero Núñez y los organizadores esperaban que este no sea un factor para disminuir la asistencia. El Presidente del Comité comentó que el año anterior la marcha convocó a 15 000 personas. Y aseguró que este año esperaban a la misma cantidad de gente a pesar del clima quiteño.

El segundo pilar de la marcha fue recordar a la sociedad que la comunidad Lgbti existe y es parte de la ciudad, así como visibilizar sus peticiones. Foto:Galo Paguay / EL COMERCIO

La Marcha del Orgullo Lgbti inició su trayectoria en la Plazoleta Simón Bolívar del Parque de La Alameda. Foto:Galo Paguay / EL COMERCIO


Katherine Viracocha, estudiante de tercer semestre de psicología industrial en la UCE y asistente a la marcha, se ha sumado a este evento durante varios años. “Los anteriores años había un poco menos de gente, cada vez se va aumentando la cantidad de personas que se sienten identificadas o que nos apoyan. Y eso es estimulante”, aseguró la joven de 21 años.

Viracocha llegó al punto de partida de la marcha con dos amigas para ser parte de este acontecimiento. “Siempre es ameno ver gente con la que te identificas o gente que sabes que no te va a discriminar, que sabes que va a estar ahí en pie de lucha por nuestros derechos y por nuestra visibilidad”, afirmó la estudiante.

Poco antes de que arranque la marcha y la Guayaquil se inunde de fiesta, alegría y color, una familia llegó al Parque de La Alameda y se acercó al tumulto de gente, que llamó su atención. Ezequiel Acosta, padre de familia, fue con sus hijos a este espacio y vieron al grupo de gente reunida.

Poco antes de que arranque la marcha y la Guayaquil se inunde de fiesta, alegría y color, una familia llegó al Parque de La Alameda y se acercó al tumulto de gente, que llamó su atención. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

La marcha de OrguYo 2018 se realizó en el marco del Día Internacional del Orgullo Glbti celebrado cada 28 de junio. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO


“Me llamó la atención”, comenta Acosta y asegura que por eso se acercó con sus familiares a ver a la gente. “Les expliqué [a sus hijos] que hay que respetar y no burlarse de las personas”, comentó el padre de familia. Para él, esto se trata de libertad de expresión y por eso es importante respetar a las demás personas.

La marcha de OrguYo 2018 se realizó en el marco del Día Internacional del Orgullo Glbti celebrado cada 28 de junio. La diversidad, la felicidad y la buena actitud fueron los ingredientes de este evento que busca visibilizar a la comunidad y las solicitudes que plantean. Núñez comentó que entre las peticiones actuales están educación y acceso a la información, así como el tema de salud y ambientes laborales adecuados para los miembros de la comunidad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (21)
No (21)