13 de mayo de 2018 00:00

Microfisuras y fisuras, en dos áreas sensibles del Coca Codo

La hidroeléctrica entró en operación a fines del 2016, pero aún no ha  sido entregada formalmente. Los técnicos todavía evalúan su funcionamiento. Foto: Archivo / EL COMERCIO

La hidroeléctrica entró en operación a fines del 2016, pero aún no ha sido entregada formalmente. Los técnicos todavía evalúan su funcionamiento. Foto: Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 150
Triste 3
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 1
Mayra Pacheco
Redactora (I)
mpacheco@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

A un año y medio de haber entrado en funcionamiento, en la principal hidroeléctrica del país, Coca Codo Sinclair, se evidencian defectos en dos partes de su infraestructura. Se han detectado microfisuras y fisuras en áreas sensibles que soportan grandes presiones a causa del caudal.

Los defectos están al final de la tubería de presión, que conduce el agua desde un embalse ubicado en la parte alta hacia de una zona denominada casa de máquinas -que está 620 metros hacia abajo-; y en los distribuidores, que receptan el caudal que viene con fuerza por la caída.

El Ministerio de Hidrocarburos y Electricidad informó que la empresa pública Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec EP), responsable de la operación de esta central hidroeléctrica, ha notificado “la existencia de microfisuras al final de la tubería de presión”.

Allí se forman ocho ramales que se conectan con válvulas esféricas y luego con distribuidores del agua que va a las turbinas que producen la energía.

Las fallas que están al final de la tubería de presión están en reparación. “Los trabajos se realizan en estricto apego a procedimientos técnicos internacionales”, informó el Ministerio de Hidrocarburos, que señaló que no ha sido alertado de otras fallas.

Pero existen otros defectos. Se trata de fisuras en los distribuidores que se detectaron en el 2014 y fueron confirmadas por la empresa Consulting Inspection Services (CIS), de acuerdo con un informe suyo del 8 de abril del 2015, antes de la entrada en operación de la central hidroeléctrica.

Ese estudio fue solicitado por parte de la Dirección de Gerenciamiento y Fiscalización de este proyecto, la Asociación CFE-Pypsa-CVA-ICA, en febrero del 2015.

En la inspección que realizó CIS en los ocho distribuidores que tiene la central Coca Codo Sinclair se identificó que las fisuras en estas estructuras se originaron, en parte, por la calidad de los materiales.

En este informe se advirtió que estos distribuidores no fueron construidos con materiales que cumplen certificaciones internacionales (ASME). En los procesos de fabricación, montaje y ensamblado tampoco se manejaron estos estándares, refiere CIS.

La construcción de esta obra estuvo a cargo de la compañía china Sinohydro.

La omisión de estos estándares internacionales provocó que los distribuidores y sus empates (bridas) presentaran fisuras incluso en áreas que fueron ya soldadas por la constructora.

Las primeras fallas se presentaron en el área de las bridas del distribuidor uno y, luego se detectaron otras en el borde del empate del distribuidor tres y en el sitio de la soldadura de fábrica. Entre las fisuras detectadas se halló una de 38 centímetros (cm) de longitud por dos cm de profundidad, precisa también la fiscalizadora en una ayuda memoria que data del 16 de abril del 2015.

Debido a esta situación, se dispuso hacer una nueva inspección a los ocho distribuidores, porque solo en la unidad 1 se alertó de la existencia de 364 fisuras superficiales. Esta labor estuvo a cargo de CIS que, en su parte medular, refiere que “mientras la fuente del problema no sea arreglada, se espera haya posteriores agrietamientos en otras áreas no inspeccionadas”.
También dice que “las fisuras pueden conducir a la pérdida de integridad estructural, a filtraciones y a la falla del equipo en servicio”.

Para mitigar el problema, se recomendó a Sinohydro contratar un experto con certificación de ASME para que evalúe las soldaduras de fábrica y avale el procedimiento para su reparación. Entonces, Sinohydro contrató a CIS y anunció que concluirá con estas reparaciones y verificará nuevamente los resultados obtenidos.

Por la magnitud del problema, la fiscalizadora solicitó también extender la garantía de los ocho distribuidores por un período de 10 años desde la recepción provisional de cada uno. Pero este último punto no fue aceptado.

La firma china adujo, según refiere la ayuda memoria de la fiscalizadora, que el contrato establece que la garantía de buen funcionamiento y ausencia de defectos será de dos años a partir de la recepción provisional del proyecto.

Además, se dijo que para 2015 aún se encontraban en construcción. Coca Codo cumplirá dos años desde que entró en operación, en noviembre próximo.

Pese a las medidas sugeridas, Carlos Baldeón, presidente del Colegio de Ingenieros Mecánicos de Pichincha, explicó que cuando el material de los equipos instalados en estos proyectos no tiene certificaciones internacionales y es expuesto a procesos de soldadura y resoldadura la dureza del acero, pierde sus propiedades. Es decir, se vuelve frágil.

Patricio Guerrero, administrador del contrato Sinohydro, en el programa Visión 360 reconoció que las fisuras en los distribuidores se mantienen.

Si no se toman las medidas acertadas para su reparación, los equipos podrían tener fugas de consideración y afectar a las personas que laboran en este proyecto y destruir los equipos que se encuentran en la casa de máquinas, expresó Jesús Játiva, PhD en Electricidad y catedrático de la Escuela Politécnica Nacional.

El Ministerio de Hidrocarburos refirió que no se han detectado fugas en la casa de máquinas, soldaduras de tubería de conducción de agua, tubería de presión o válvulas esféricas, y que la infraestructura opera en condiciones normales.
Pero Játiva cree que es necesario evaluar el estado de la central y su aporte a la provisión de energía, para considerar su intervención.

La Celec EP ha solicitado a la constructora que contrate un grupo de expertos que audite y verifique la situación actual del proyecto, establezca recomendaciones y valore (costos), de ser el caso. Mientras tanto, el Gobierno actual ha resuelto no recibir la obra hasta que se cumplan los requerimientos del contrato.

Cronología

Julio del 2010

Comienza oficialmente la construcción de esta hidroeléctrica con el acta firmada entre la firma china Sinohydro y la empresa Coca Sinclair S.A.

Enero del 2012

Los trabajadores de esta obra hacen públicas las primeras denuncias por maltrato laboral y malas condiciones sanitarias, en este proyecto.

Diciembre 2014

La filtración de un acuífero en el pozo de presión de la casa de máquinas produce la muerte de 13 obreros. Los familiares recibieron indemnizaciones.

Abril del 2016

Esta obra de generación de energía hidroeléctrica empezó a trabajar parcialmente. En el acto participó el exvicepresidente Jorge Glas, entre otros.

Noviembre 2016

Coca Codo Sinclair se inauguró tras seis años de construcción a cargo de Sinohydro. Rafael Correa, expresidente, participó en el acto desde Quito.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (37)
No (8)